Home / Guía / Alaska / La Glenn Highway y el buey que sobrevivió a la Edad de Hielo
Foto de La Glenn Highway y el buey que sobrevivió a la Edad de Hielo

La Glenn Highway y el buey que sobrevivió a la Edad de Hielo

DIA 6 Seward - Palmer - Matanuska - Nelchina
15 Oct 17
Me faltan dedos de la mano para contar la de veces que habré abierto la boca ante el legado que nuestros antepasados dejaron en las cuevas prehistóricas. Allí grandes bueyes, entre otros animales, eran objeto de culto y protagonistas indiscutibles de verdaderas obras de arte. Jamás pensé que podría ver el buey almizclero con mis propios ojos, el mismo que convivió con los imponentes mamuts y los rinocerontes lanudos pero, al contrario que ellos, sobrevivió a la Edad de Hielo y se mantiene inalterable al paso de los miles de año desde esa última glaciación. Esta es solo una parada en la escénica Glenn Highway que transforma nuestro recorrido en un viaje entre parajes glaciares de valles, ríos y montañas donde el Matanuska destaca por encima de todos

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Antes de todo ello, una parada en Anchorage nos ha servido para abastecernos de nuevo. Estamos listos para afrontar la parte más salvaje de la aventura.

De Seward a Valdez … por la Glenn Highway

Anoche nos acostamos con la decisión tomada basada en el camino y no en la economía (aunque el ferry son unos 320 USD y la gasolina que gastaremos en torno a 200 USD). Nos quedan todavía casi 2 semanas por delante y se nos está dando bastante bien esto de manejarnos con la autocaravana. Definitivamente, iremos por la Glenn Highway desde Seward a Valdez tranquilamente.

¿CÓMO IR DE SEWARD A VALDEZ?: Existen fundamentalmente 2 formas de desplazarte desde Seward a Valdez en tu viaje por Alaska, ya sea en autocaravana o en coche

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Trayecto por carretera (2 días), nuestra decisión. Se trata de un trayecto de 423 millas (680 kilómetros) inviable para hacer en una jornada pero muy recomendable para disfrutar de uno de los recorridos más escénicos que deja el país, regresando por la Seward Highway hasta Anchorage y cogiendo la Glenn Highway hasta Glennallen para bajar posteriormente a Valdez por la Richardson dejando atrás múltiples paradas con encanto, los glaciares Matanuska y Worthington, valles, ríos, montañas …
Trayecto en ferry (1 día). Con salida en Whittier (a 90 millas de Seward) existe un ferry que te lleva hasta Valdez en un recorrido de alrededor de 6 horas. Además de dejar de hacer el trayecto escénico anterior, los importes con una autocaravana son altos (79 USD por adulto y 165 USD por el vehículo, un total de alrededor 320 USD a fecha de este artículo aunque puede ser una buena idea para los que tengan menos días de viaje. Más información en Alaska Marine Highway System

Nuestra primera noche en “completa libertad” ha sido en un paisaje precioso entre montañas, valles y lagos. No hemos echado en falta la electricidad (usamos anoche el generador 1 hora para pasar las fotos a los ordenadores y el microhondas) y tenemos la autocaravana llena de gasolina, gas y agua, además de los depósitos de aguas grises y negras todavía bastante vacíos.

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Desde que salimos, en torno a las 8’15 ya desayunados, la Seward Highway sigue pareciéndonos esa bonita carretera que sortea la naturaleza salvaje con, a veces, infraestructuras que parecen imposibles de encajar. No nos extraña que por aquí discurra uno de los recorridos en tren más espectaculares que existen, el que va de Seward a Anchorage.

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Hoy es una larga jornada cuyo trazado nos obliga a pasar de nuevo por Anchorage a donde llegamos alrededor de las 11.40, lo cual también hemos agradecido volviendo para coger algo más de comida en el mismo supermercado Fred Meyer del día de la recogida de autocaravana, supermercado y primeros kilómetros del que tenemos bonos descuento que nos dieron el primer día (66.39 USD), cargando de gasolina al ser el punto más barato de nuestra ruta para ello aunque no estuviera el depósito vacío (80.31 USD) y cogiendo más gigas de datos para el router (65 USD) para prevenir nuestra entrada en la parte más aislada. Así, alrededor de las 13’00 hemos puesto rumbo a Palmer intentando evitar a ratos la autovía cogiendo rutas alternativas como la curiosa Old Glenn Highway que te pasa por el mismisimo Twin Peaks (mientras te devoran los mosquitos, jajaj)

ITINERARIO Y RESUMEN DEL DÍA:

La Seward Highway nos devuelve a Anchorage y desde ahí cogemos la escénica Glenn Highway que atraviesa algunos de los más bellos parajes de Alaska (+Google Maps con todas las paradas detalladas)

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Distancia recorrida: 263 millas
Recomendación hotel (para viajeros coche+hotel): Antlers Rest Bed and Breakfast

¿En qué restaurante comemos hoy Sele? Ah no, que tenemos autocaravana (tenía que decirlo, jaja, sigo enamorado de esta forma de viajar -mi primera vez-). Recién pasado Palmer comenzamos a ver el valle glaciar de más de 45 millas que deja el Matanuska y que resulta ciertamente imponente. Este es un buen sitio para comer algo rápido y seguir de ruta. No es lo más sano del mundo pero …

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

El gran invento que no debería faltar en ningún viaje en autocaravana, sin duda, son estos packs de cubiertos de plásticos que nos facilitan mucho la vida en este “mega chalet” que podría ser nuestra casa.

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Poder comer dentro de la autocaravana tranquilamente e, incluso, echarnos una siesta si estamos cansados (no es el caso ya que nos vamos turnando al volante) es para mi uno de los grandes valores añadidos de este viaje.

El buey almizclero, un animal que sobrevivió a la Edad de Hielo

Corría la Navidad de 2016 cuando aquel viaje a la Laponia finlandesa nos permitía, bajo una nevada intensa, conocer algunos de los seres más extraordinarios del planeta que sobreviven a temperaturas árticas de muchos grados bajo cero. Entre ellas una criatura que pasó completamente desapercibida para mi y, en ese momento, desconocía la importancia de su existencia.

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

El buey almizclero no es de esta era sino que pertenece a la Edad de Hielo, una de las pocas que cohabitó con mamuts, rinocerontes lanudos o tigres dientes de sable pero donde ellos se extinguieron, estos imponentes animales sobrevieron a dicha glaciación y miles de años más sin sufrir grandes transformaciones a costa de disminuir mucho su población en el planeta aunque sus parientes de Euroasia fueran exterminados hace más de 200 años. ¿Y cómo es que los vemos en Alaska? Un proyecto de reinsercción llamado “Musk Ox Project” tiene la “culpa”

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Estamos en una granja sin ánimo de lucro de bueyes almizcleros cercana a Palmer, a solo 45 millas de Anchorage y ya en pleno valle del Matanuska donde un visionario llamado John Teal vio en los años 40 la posibilidad de re-insertar en esta tierra inhóspita alguno de los apenas 50 bueyes almizcleros salvajes que quedaban en el mundo, también llamado Oomingmak (por los nativos de Alaska), Musk Ox o Ovibos moschatus

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

El proyecto actual nació en 1954 y se sustenta anualmente en una serie de voluntarios que continúan el trabajo que comenzó en su momento, en el textil del propio animal (qiviut) y en la ayuda de las visitas guiadas que todos los días de 10 am a 6pm realizan por 11 USD por persona que, por supuesto, pagamos gustosamente.

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

La visita dura aproximadamente 45 minutos y permite conocer como han ido logrando la recuperación de la especie desde los apenas 34 miembros que llegaron desde Groenlandia hasta los más de 100 de la actualidad de forma muy parecida, salvando distancias, a la que pudimos ver en los Centros de Crianza de Tortugas Gigantes de Galápagos donde desde los 48-50 ejemplares soltados el primer año habían logrado el récord de 1000 liberaciones en nuestro paso en 2015.

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Aquí, estos enormes mastodontes de hasta 300 kilos de peso y 2,5 metros de largo que pueden llegar a vivir 25 años, forman rebaños y son domesticados para sobrevivir al igual que se han reintroducido en Svalbard, Noruega o Siberia, siempre bajo este tipo de clima al que se adaptó con el frío de las glaciaciones. Ya no podría vivir en otro

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Previa a esta reinsercción solo ha sido posible verlos de forma salvaje en el norte de Canadá y Groenlandia. Actualmente ya son entre 80.000​ y 125,000 ejemplares la población existente en el mundo con el caso particular de la gran comunidad de casi 70.000 viviendo en la Isla de Banks (Canadá). Habrá que ir, ¿verdad?

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Aquí los organizan según edades y necesidades. Hay una zona para bebés, otra para madres, otra para machos… Lo más curioso de todo es que, a pesar de parecer animales robustos y temibles, se consideran más cercanos a ovejas y carneros que a un toro, con sus patas cortas, cubiertos de lana larga y su comportamiento temeroso

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

¿Y lo del nombre? Esto lo he tenido que buscar. Resulta que parece que viene del olor del almizcle que emanan sus glándulas. Tanto su piel como otros aspectos de este enorme rumiante del Paleolítico pueden observarse (y tocarse) también en el centro de interpretación de la entrada antes o después de la visita. También tienen una tienda por si se quiere llevar algún recuerdo.

El glaciar Matanuska, uno de los más accesibles de Alaska

La Glenn Highway es un verdadero espectáculo desde que sales de Palmer hasta que llegas a Glennallen. Paralelos a un impresionante cañón del valle glaciar que deja el Matanuska, un río de hielo de 27 millas de largo va dejándose ver entre las montañas Chugach en toda la ruta. Es inevitable parar y volver a parar

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Además, como si el sol conociese nuestras necesidades, comienza a asomar iluminando los escenarios que la carretera nos va dejando a su paso

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Ni decir tiene que Alaska está preparada para autocaravanas con numerosos apartaderos y miradores cada pocas millas. No obstante, nos hemos encontrado que allí donde pone mirador no siempre es la mejor parada y obtienes vistas y parajes mucho más inspiradores casi en otros apartaderos improvisados

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Lo que no te esperas es encontrar, en mitad de la nada, un tio que habla español y vende carne deshidratada de alce, reno, búfalo y muchas más (15 USD). Apuntad, entre las millas 88 y 89.. ¡Parada obligada!

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Otra cosa que hay que tener muy en cuenta es tener mil ojos en la carretera. El susto de la jornada lo ha protagonizado un alce que se nos cruza por la carretera. Por suerte ha sido a lo lejos pero el salto lo hemos pegado ya cerca del Matanuska Glacier State Recreation Site en la milla 101. Acordaros, que hay muchos y mejores miradores más adelante que en este lugar que pretende cobrarte por el parking (no lo hacemos) por una plataforma para mirar el glaciar y unos senderos para acercarte.

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

En la milla 102, para aquellos que busquen RV Parks, existe una zona de campamentos y centro vacacional privado (se baja por un camino de grava donde pone “No Glacier Access” pero NI CASO, se refiere a una finca) aunque nosotros seguimos avanzando hasta obtener la mejor vista. El glaciar Matanuska es uno de los glaciares más accesibles de Alaska y, para el que le apetezca, tiene uno de los trekking más famosos en este lugar que incluso te mete por alguna cueva o te permite hacer rápel por alguna pared (30 USD por libre y en torno a 100 USD con agencia para crampones y otras actividades). No obstante, en nuestra opinión (quizás condicionada porque hemos hecho muchas caminatas con crampones por el mundo y quizás nos aporte menos) de añadir una jornada lo haríamos en Russian River mejor que en Matanuska.

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

El retroceso del glaciar Matanuska ha sido también impresionante y nada tiene que ver la posición actual de la morrena de 43 kilómetros de largo por 6,4 km de ancho con lo que pudo ser décadas atrás. Lo que está precioso ahora es el juego de colores vivos de todo este área. !Menudo regalo de despedida de día!

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Son en torno a las 20.10 cuando decidimos parar ya pasado Nelchina en un apartadero que se aleja de la carretera y, nuevamente, nos hace sentir privilegiados en la naturaleza de Alaska. Ha sido una jornada larga en la que nos ha extrañado no ver apenas tráfico en las carreteras. Quizás el que toda esta región sea tan grande hace que te encuentres pocos coches en todo momento.

DECISIONES SOBRE LA MARCHA:

Aprovechando la tarde-noche, hemos estado leyendo un poco sobre Valdez. Como mañana llegaremos con tiempo de sobra, aprovecharemos para pasear, conocer el pueblecito y cenar algo fuera de la autocaravana por un día ya que quizás no tengamos muchas más ocasiones. Lo que si hemos dedicido es reservar un recorrido con una empresa pequeñita llamada Lullu Bell que se ha hecho muy famosa (la otra más usada aquí es Stan Stephens). En Seward nos encontramos unos españoles que trabajaban en la embajada de Israel muy majetes y nos dijeron que les había encantado. Mañana os contamos más

La Seward Highway, Anchorage y la Glenn Highway han formado parte de una jornada de ruta de lo más escénica pero quizás haya sido ese descubrimiento de una criatura de otra época, el buey almizclero, el que ha supuesto la gran sorpresa del día. ¿Qué nos deparará mañana la bajada a Valdez y este pequeño pueblo de pescadores? Alaska decidirá.

Alaska caravana Estados Unidos glaciar. Matanuska Nelchina Palmer por libre ruta en coche Seward viaje con amigos

Isaac (con Sele), desde la Glenn Highay cerca ya de Glennallen (Alaska)

GASTOS DEL DÍA: 248.70 USD (aprox 226,09 EUR)

5% de descuento en SEGURO DE VIAJES IATI para lectores de Chavetas

Sobre Isaac Martín

Ingeniero de Caminos y MBA. Tras varios años gestionando equipos y recursos combiné mi pasión por viajar con mi profesión tras derivar mis estudios al Marketing Online y CM (Master por la Universidad de Alcalá) además de la gestión de contenidos. Ahora me levanto cada mañana feliz.

Código de ética

Libre

El 97% de artículos de este blog, como este que estás leyendo, son de contenido original creado por nosotros basado en nuestras propias experiencias sin que ninguna marca o empresa haya influenciado de ninguna manera en él. De entre los enlaces puede existir (o no, pero por si acaso avisamos para ser completamente transparentes contigo) alguno que contenga afiliación que nos pudiera generar algún ingreso extra sin ningún coste en absoluto para el lector. Lee nuestro compromiso de ética contigo AQUÍ.

17 comentarios

  1. Yolamda Martin Ramirez

    Qué maravilla de paisajes, espero algún día, hacer un viaje en autocaravana, y si puede ser en una como la vuestra, mejor que mejor. Ya sea por Australia, Islandia, o quizás Alaska, quién sabe😉😍

  2. Irene Saiz

    Ainsss cada vez que publicas algo de Alaska me entran ganas de llorar!! Jajaja. Quiero volveeeeer!

  3. Alexa Vazquez

    Qué pasada de paisajes… la ruta escénica a tope!! Y con la libertad de la autocaravana…una chulada!! 😍

  4. Me encanta!!! Y lo de la caravana…. Guauuuu!! Yo solo pude tocar un poquito de Alaska y me enamoré completamente, ahora viendo vuestras entradas quiero volver yaaaa!!!

  5. Alejandro Roman

    Dicen que por ahí se firmó el puente de hielo por el cual pasaron los antiguos antepasados de los amerindios

  6. Ermitas Nuñez

    Que maravilla de paisajes!! Y está visto que gallegos y españoles hay en todas partes, ja ja ja …
    Por cierto, el viaje en autocaravana me parece genial!!

  7. Blanca Esther López

    Menuda ruta!!! Habeis sabido aprovecharla y saborearla bien…..vaya fotos!!! Y la historia del buey almizclero muy ilustrativa…..la verdad es que es de esos animales de los que se oye hablar, pero no es facil “ponerle” cara…y vosotros habeis estado muuuuy cerquita……Hala!! A por la siguiente etapa!!😉

  8. Javier González López

    Eso sí que son paisajes!!!!! Y qué chula la visita a la granja de los bueyes!!!! Un viaje lleno de sorpresas (y genial eso de encontrarte en mitad de la nada con alguien que hable español!!!). Que siga la aventura!!!! 🙂

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*