destacada10anos

15 cosas que he aprendido tras 10 años con el blog

La evolución de un viajero y blogger de viajes

Chavetas cumple hoy, 3 de Abril de 2016, 10 años de vida (que se dice pronto). Aquel anti-estético blog, nacido de la necesidad de comunicarse con la familia sin arruirnarnos cuando estábamos lejos (jaja), se ha hecho mayor y me apetecía escribir un poco sobre ello, lejos de concursos, de volver a contar la historia de Chavetas (ya tiene artículo propio) o de escribir sobre los 77 mejores viajes imprescindibles antes de morir (léase irónicamente). Simplemente quería reflexionar un poco y como es domingo, incorporarla a ese lista vermouth que venimos haciendo cada semana…

blog, futuro, reflexiones

Siempre he mantenido que Chavetas nació con la idea de hacerse mayor, con sus lectores fieles, de viajes exóticos o no, siempre buscando rincones e experiencias diferentes, de contenido fresco y original pero (sobre todas las cosas) de poder sentarnos de viejecitos con 70, 75, 80 años a leer nuestras anécdotas por el mundo y quién sabe si un “Chavetitas” quisiera continuarlo. No queremos más. Pero aún así tengo mucho que contaros, muchas cosas que he aprendido en este caminar…

15 cosas que he aprendido tras 10 años con el blog

1. Aprendí que hay que respetar al lector/viajero (quizás lo más importante)

Que hay que ser sincero, honesto y transparente. Que no hay porque explicarle todo lo que conlleva tener un blog detrás, ni los gastos, que ellos solo esperan de ti la realidad de las cosas. Aprendí que no hay que dirigirlo ni condicionarlo, sino simplemente transmitirle tu opinión y darle todas las opciones para que compare y saque sus propias conclusiones porque el lector es inteligente y activo.. y por eso nos encanta que nos escribáis tanto, ya que no dejamos de ser dos viajeros como vosotros a los que han ayudado otros antes.

2. Aprendí a respetarnos a nosotros mismos

El día que descubrí el monstruo en el que se había convertido Chavetas no era tarde y menos mal que cuento con Elias, el creador de todo esto, porque sino no habría manera de organizarlo (!!!Muchiisimas gracias!!!). Ese día, desafortunadamente, me percaté que un blog con más de 1000 artículos, 50.000 fotos alojadas, 120.000 visitantes este último mes de Febrero, cada vez más y más programación detrás, requiere un servidor rápido para que funcione, CDN para cargar tantas fotos y que siga siendo audivisual, plugins de autores que hacen permanente mantenimiento de ellos …

blog, futuro, reflexiones blog, futuro, reflexiones

Respetarnos a nosotros suponía también que no nos supusiera un coste económico, que bastantes tiene la vida, pero también aprendí que mantener un blog no impide ser honesto sin machacar al lector con publicidad innecesaria, que existen complementos suficientes sin pervertir tu esencia (tras mucho prueba/error)

3. Aprendí que no es lo mismo un blogger que un viajero

Un blogger y un viajero no tienen porque ser iguales. A veces, en la blogosfera se tiende a confundir y fiscalizar a un viajero por su blog y, aunque si bien es cierto que la influencia y esencia vendrá del viajero, comunicar, transmitir y cuidar unos determinados aspectos que puedan hacerte llegar a los lectores puede llegar a “disfrazar” los viajeros que hay detrás.

4. Aprendí a buscar el equilibrio con Paula en mis viajes

Sin Paula no existiría nada de todo esto. Ella empujó la versión 3 cuando empezamos a salir, entró de lleno en la ilusión y tuvo la paciencia suficiente para soportar el parto de la versión 4. Pero más allá, si no hay dos personas iguales, tampoco hay dos ritmos iguales de viaje y no nos costó encontrarlo. Posiblemente hoy Chavetas sea un blog de una pareja, porque ese puzzle encajó a la perfección desde el primer día, tanto en los viajes más exóticos que le “picaban” la curiosidad a Paula como los más tradicionales, que siempre dotaba de magia.

blog, futuro, reflexiones blog, futuro, reflexiones blog, futuro, reflexiones

5. Aprendi a buscar el equilibrio entre lo profesional, lo personal y lo familiar

Los viajeros con blog estamos un poco “locos” (¿es la palabra?) y quien lo niegue .. !miente!. Un blog al final es como un niño que pide y pide y pide y si te despistas, desocupas otros aspectos de tu vida a la mínima…

.. y ese puede ser el mayor error que se puede comenter, porque alrededor de ti existen personas y familia que merecen mucha más tu atención o necesidades que cubrir. Me costó entenderlo, pero finalmente lo comprendí.

6. Aprendi a rectificar cuando me equivoco

Aprendí que hay que probarlo todo, igual que hay que viajarlo todo, pero hay que saber rectificiar cuando te equivocas. Aprendi que la gente es inteligente y hay que llamarle a las cosas por su nombre, porque esperan de ti lo que siempre fuiste, un par de viajeros con un blog en el equipaje, y no al revés.

En ese aprendizaje uno recurre al prueba/error y a veces se equivoca pero también aprende, así que espero volver a rectificar si hace falta.

7. Aprendí a volver a ilusionarme

Gustarán más o menos, algunos serán más cercanos y otros más lejanos, pero descubrir a Paula escribiendo su viaje a Nueva York, emocionada e ilusionada, como demuestran sus ojos brillantes, a mi me hace feliz. Supongo que no me veo pero será lo mismo que me pasa cuando escribo mis relatos. Hemos intentado que tengan la mayor calidad posible, pero sobre todo, no perder esa pasión e ilusión por ellos, que al final es lo que hace que los podáis sentir parte de vosotros.

blog, futuro, reflexiones

8. Aprendí la esencia del blog

Y no fue el primer año ni el segundo, y lo aprendí el día que dos viajeros y lectores (gracias Exxxxa y PxxxxBcc, siempre os estaremos eternamente agradecidos) nos dijeron en el único blogtrip masivo que hemos hecho que era un diario sin alma (no volvimos a hacer uno así), por obligación, es como no escribir nada y por eso los blogtrips en ese formato masivo no son un modelo adaptable a nosotros ni como blog, ni por ende, como viajeros, aunque solo hablamos por nosotros (por supuesto)

Aprendí que la planificación de un viaje, tanto en el blog como en la vida viajera, es lo más importante y lo que todo el mundo buscaba, más allá de listas de relleno sin sentimiento que sustituyen una guía, en lugar de complementarla.

9. Aprendí que no viajamos de mochileros ni lowcost

Aunque en sus inicios procuraba enfocar el blog de una forma más “mochilera”, con el tiempo aprendí que cargar una mochila no te hace mochilero. Que es una forma de ser, un estilo de vida y viaje, y yo NO lo era. Que esto es una web de una pareja que viaja “como el pueblo llano”, buscando opciones económicas las veces que se puede, pero nos pierde el tipo de viaje exótico, a veces exclusivo, o algún capricho diferente, combinado con un viaje tradicional. Nos puede la curiosidad, lo alternativo y quizás el blog ha derivado en dos tipos de viajes: los exóticos y los tradicionales con búsqueda de esos lugares, rincones, restaurantes diferentes, en busca de experiencias o momentos únicos SIN FALTAR a lo que incluyen las guías pero sin imponernos una forma de hacerlos, sino como más nos apetezca en cada momento o según valoremos las alternativas.

blog, futuro, reflexiones blog, futuro, reflexiones

10. Aprendí a invertir en equipos tecnológicos (porque además me gusta)

Desde aquella cámara compacta que no sacaba una buena foto de noche a llevar un dron en los viajes. Es muy posible que este aprendizaje no fuera tan “agradecido” si no me gustase tanto el componente tecnológico en todos los aspectos de mi vida. Desde entonces he creído que invertir en una buena cámara con buenos objetivos, un móvil decente, un ordenador potente y otros era una buena forma de ir mejorando aspectos del blog aunque también aprendes que hay muchas cosas superfluas que se pueden sustituir.

11. Aprendí la importancia del diseño además del buen contenido

Descubrí que valoráis mucho más una ruta bien explicada, con un buen mapa y como llegar a cada punto, que una larga explicación de la fachada barroca (que podéis leer en wikipedia) así como la búsqueda de experiencias (incluídas las gastronómicas) que combinen una ruta cultural.

12. Aprendí lo importantes que sois para nosotros muchos lectores

Porque Paula e Isaac somos dos personas con ilusiones, pero nada más. Y como personas tenemos momentos mejores o peores y siempre siempre SIEMPRE hemos tenido a alguno de vosotros para animarnos. Los Blanca, Ana Mª, Menchu, Javier, Yolamda, Cristina, Marta, MAngeles, Irene y (iba a decir decenas) cientos que formáis parte importante de esta familia (no acabaría el relato para mencionaros a todos) pero también los que no nos escribís o vivis en el anonimato, o aquellos que nos habéis enviado un detallito en un determinado momento que nos emocionaron como ninguno (os contamos en “Nos vamos a !5+1 destinos! (bis)“) ….

Email de “ella sabe quién es” (pero hay muchos más)

Formáis un dúo perfecto y una preciosa pareja, jejeje. Paula desprende dulzura en sus explicaciones y en su expresión, me encanta su gusto por la Navidad y la pasión con que narra los viajes. Consigue que una quiera montarse en el avión ya mismito. Me quedé totalmente enganchada al viaje de Alsacia. !Qué belleza de lugares! Es como estar en un cuento. Se que algún día llegaré por esas tierras. Algún día…si! Y tú Isaac, te lo curras mucho, !!pero mucho!!! Datos prácticos, todo muy bien organizado… !Una maravilla! Nos facilitas mucho las cosas

…. o emails que hacen que te caiga una lagrimita !Muchas gracias de parte de los dos!

13. Aprendí que hablamos de viajes pero no queremos hacerlo de la vida personal

Aunque al principio tuve ciertas dudas de donde marcar el límite, con el tiempo aprendí que nuestra vida personal, más allá de los viajes, NO es pública ni queremos que lo sea ni siquiera en los perfiles personales de las redes a los que muchos tenéis acceso. No necesitamos ni queremos una aprobación a ella y solo los más cercanos (donde habéis entrado muchos que empezastéis siendo lectores) tenéis acceso a ella. Hemos querido marcar esa línea porque creemos que nuestra opinión sobre el día a día (política, noticias..), nuestras relaciones con amigos o familia o nuestro disfrute o disgustos del dia a día forman parte de nosotros pero no de la parte de viajes, aunque siempre hacemos algún guiño de algunas alegrías, ¿verdad?

14. Aprendí que es imposible explicar las horas que se echa en un blog

Que viajar es lo más bonito que hay, pero que transmitirlo en un blog requiere muchas horas de escritura, de tratamiento de fotos (y ahora postprocesado de vídeo), de organizar estructuras, de programación, de estudiar nuevas tendencias y novedades, de diseño…. de noches sin dormir demasiado. Da igual, aprendí que es inexplicable.

15. Aprendí que nadie entenderá que dejara mi profesión por el mundo de los viajes

Además de “¿cuál es tu país favorito?” o “¿qué llevas en la maleta cuando viajas?”, la pregunta más repetida en redes, emails o blog es “¿vives del blog?” “¿es que vosotros no trabajáis?” Pues.. !como cualquier persona! Paula tiene su trabajo y a mi si es verdad que el blog me ha servido para cambiar mi vida emprendedora en la carrera universitaria que estudié por trabajos en el mundo de los viajes, pero más como mero portfolio de lo que hago. Especialmente me encanta la edición de vídeo, escribir contenido de viajes para terceros o dar charlas de destinos, siempre con muy buena gente escuchando.

blog, futuro, reflexiones

No lo entiende “ni un padre”, así que como para explicarlo por aquí. Eso si, ahora puedo decir que me levanto cada Lunes feliz

Lo más importante que he aprendido en 10 años de blog

Mantenía días atrás una conversación interesante sobre likes, followers y otros tantos conceptos que han deparado las redes en los últimos 4-5 años. Si algo IMPORTANTE he aprendido en estos años es que la palabra RELATIVIZAR existe para definir que el blog no puede absorber una vida personal y familiar plena, que da igual si te siguen 2000 o 50.000 porque, a los que les sirva los que escribes o se sientan identificado contigo, tendrán siempre una conversación amable contigo.

No se si el blog gustará más o menos y estoy seguro que me queda mucho por aprender, muchas críticas por absorber y mucho equilibrio que buscar pero creía que hoy, 10 años después, debía compartir mis reflexiones con todos los que nos leéis cada día para que entendáis que la evolución del blog no ha sido en absoluto feliz, que he cometido muchos errores y que espero que el camino escogido sea correcto pero, sobre todo, hay algo que no dudo y es que con ella de la mano, todo siempre resulta mágico. !Por 10 años más! Muchas gracias a todos y…

blog, futuro, reflexiones

!FELIZ CUMPLEAÑOS CHAVETAS!
Isaac (y mi fiel complice Paula)

SEGUIR NAVEGADO POR Personal

destacada710
destacada10anos
destacadadestino
32
destaadadest
destacadacart
destacada
01
02
_RMY2666
13
offida01
Sobre Isaac Martín
Ingeniero de Caminos y MBA. Tras varios años gestionando equipos y recursos combiné mi pasión por viajar con mi profesión tras derivar mis estudios al Marketing Online y CM (Master por la Universidad de Alcalá) además de la gestión de contenidos. Ahora me levanto cada mañana feliz.
Código de ética
El 97% de artículos de este blog, como este que estás leyendo, son de contenido original creado por nosotros basado en nuestras propias experiencias sin que ninguna marca o empresa haya influenciado de ninguna manera en él. De entre los enlaces puede existir (o no, pero por si acaso avisamos para ser completamente transparentes contigo) alguno que contenga afiliación que nos pudiera generar algún ingreso extra sin ningún coste en absoluto para el lector.
Libre
¿Ya nos sigues en Instagram y otros canales?

RECUERDA QUE CHAVETAS AHORA ES MÁS OMNICANAL QUE NUNCA AUNQUE TODAVÍA HAY COSAS QUE NO TE HEMOS CONTADO. MIENTRAS PUEDES SEGUIR NUESTRO DÍA A DÍA EN LAS RRSS, ESPECIALMENTE EN INSTAGRAM