Home / Guía / Chad / La experiencia de viajar en camión entre Ennedi y Zakouma
Foto de La experiencia de viajar en camión entre Ennedi y Zakouma

La experiencia de viajar en camión entre Ennedi y Zakouma

DIA 10-11-12 Meseta de Ennedi - Mongo - Mbororo
08 Mar 20
No voy a engañar a nadie, yo siempre fui un escéptico en esto de los viajes en camión. Cuando veía esos enormes vehículos de los Kananga, Ratpanat, etc.. por Kenia, Tanzania o Namibia y pensaba para mi "¿qué necesidad? si ahí no puedes hacer safaris, tardas mucho más que en 4x4 y encima compartes el viaje con gente que ni siquiera querrías hacerlo". Han pasado 12 días y creo que solo puedo decir una cosa.. ¡QUÉ EQUIVOCADO ESTABA! Es muy posible que viajar en camión por Chad, estos días yendo ya desde Ennedi al P.N. Zakouma, nada tenga que ver con aquellos destinos (que muy posiblemente seguiría sin hacer en camión) y en esta África insólita, la que no tiene un hotel donde caer rendido o un restaurante donde recuperar fuerzas en el camino, el espíritu de exploración y de colaboración, el de las relaciones personales llevadas al límite y el de la posibilidad de pasar cada noche de acampada en mitad de la naturaleza más impactante y salvaje, te lleva a la experiencia más increíble que he vivido en mucho tiempo. ¿LA CLAVE? El ingrediente de no saber lo que deparará el camino o, lo que es lo mismo, ¡LA EXPEDICIÓN!

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

Sin todo ello, quizás estas tres largas jornadas cambiando los escenarios del desierto y el Sahel por sabana subtropical hasta fijar el campamento cerca del poblado Mbororo, no hubiesen sido los mismos.

Duras jornadas de harmattan desde Ennedi hasta Mongo

Lo he comentado en muchos relatos, los que me habéis leído ya lo sabéis.. ¡creo fielmente en las energías! Estoy convencido que la energía positiva atrae siempre cosas buenas, SIEMPRE, o sino uno no podría encontrar explicación científica a lo que me ha ocurrido. O quizás si pero no la quiero. El caso es que llevamos sin cobertura varios días desde que abandonamos la carretera entre Abeche y Kalait y esta noche, sin saber cómo, el móvil ha cogido señal y ha recuperado un whatsapp de Paula con un vídeo y una foto de mi pequeña Oli. Estoy en un paraje remoto y aislaso del planeta, con la luna despidiéndose por el horizonte cada día (también por la mañana), llena y preciosa como anoche, dejando paso al sol, y puedo ver a esa personita de 2 años que tanto quiero desde la lejanía. ¡Cómo se le puede echar de menos!. ¡Cuánto ha cambiado mi vida y mis viajes...!

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

El viento no ha cesado, incluso es más fuerte que ayer por momentos, y el largo trayecto de 3 días de regreso a Mongo empieza desde este mismo instante, deshaciendo el camino andado

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

Observando, parando a "aliviar" o ayudar algún vehículo averiado (que no son pocos), haciendo el picnic de mediodía y montando campamentos allá donde nos lleva la carretera, así irán pasando nuestros próximas jornadas de regreso. La primera gran parada, como no podía ser de otra forma, es en ese pueblo polvoriento de contrabandistas llamado Kalait, donde aparecemos en torno a las 15.30 y que vuelve a convertirse en base de aprovisionamiento a "buen precio".

UN VIAJE A CHAD A VISTA DEL GRUPO:

De Chema, Alonso, Óscar o Kris, ya os hablé mucho estos días pero no así del resto.

- Mark, que ha pasado una noche terrible con dolor de cabeza, es de Los Ángeles pero vive en San Antonio desde hace 8-10 años porque su mujer encontró trabajo allí. Su gran ilusión es poder escribir un libro de los 193 países ONU del mundo y ya lleva 131 (ahí es nada), un capítulo mayor o menor para cada uno pero conociéndolos en profundidad y no solo pisándolos.
- Carlos fue futbolista hasta los 30 con el Racing de Santander y llegó a jugar en Segunda B. Me gusta especialmente, tiene una forma de hablar muy lenta que, a veces, dan ganas de darle una palmada en la espalda para que arranque pero marcando muy bien lo que quiere decir con lo cual ha sido mi objetivo número 1 para una pequeña entrevista que les he hecho.
- Con Tim y Kerri he intimado menos aunque él es una persona hiperactiva (me recuerda a mi en mis viejos tiempos) y las noches y su botella de Ballantines nos ha acercado bastante, jaja. Cuando se sube a algo, ella piensa en duplicar las coberturas del seguro más que nunca. Son todavía, a día de hoy, mis grandes objetivos personales del viaje.
- Marteen es el más reservado y distante con diferencia. Tiene una empresa de avionetas para fotografía y otros trabajos en Holanda, no lo sé porque haya tenido esa conversación con él sino que logró sonsacárselo Chema, todavía no sé como.
Enrique es como el jefe de nuestra pequeña tribu, siempre sin decir una palabra más alta que otra, alejado del protagonismo pero capaz de transmitir sensación de liderazgo, puede hablar de cualquier tema con un criterio que otros no tenemos. Le he cogido MUCHO cariño.

Huevos, pan, aceite, cocacola, gasolina y agua. Gilbert conoce un bar donde podría haber cerveza y no se equivoca. Menos mal, se nos había acabado toda la reserva de vino. Así caen 2 cajas llenas con un nuevo bote de 10.000 CFA (41.000 por 48). El harmatam no nos abandona tampoco por la noche y nos hace ver lo afortunados que fuimos a la ida.

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

Eso si, hoy no ha faltado bebida... y han caído 6 por cabeza, música y buena conversación.

Viajar en un camión por el Chad, una experiencia que nunca hubiera imaginado

¡Nuevo día en Chad! Hoy recuperaremos internet para poder dar noticias a la familia lo cual, algunos como yo al menos, lo estamos deseando. ¿Qué será de mi pequeñaja estos días? ¿y el peludito? Con Paula cuidándolos seguro que todo va bien..

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

Sigue el harmattan en el ambiente, y por momentos apenas deja ver a Alonso la carretera. Mientras, estos días de largo trayecto estoy aprovechando para escribir, procesar algunas fotos más del viaje y leerme el último libro de Glenn Cooper, "La Marca del Diablo", un autor que ya se ha vuelto tradición desde el viaje a Maldivas aunque ahora en formato kindle. ¿Por qué Glenn Cooper? No sabría explicarlo, son sencillos de digerir cuando uno está de viaje y es un autor que juega mucho con acontecimientos históricos para crear personajes y ficción del estilo de Dan Brown y eso me gusta. Éste lo acabo de terminar por lo que será hora de pasarme a otra cosa.

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

La ruta desde estos momentos ha sido parecida a ésta (Google maps no "tienen ni idea" de carreteras desde Biltine hacia arriba)

Chema mientras escucha música, otros duermen o simplemente están ensimismados entre los baches y la brisa que entra por las ventanas esperando alguna parada para tomar un té o incluso algo de bollería a la que nos han invitado en un pueblo.

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

La experiencia de viajar en camión está resultando toda una sorpresa positiva para un escéptico como yo. Cuando le pregunté a Alonso hace mucho tiempo "¿por qué en camión?", su respuesta me dejó perplejo.. "Estando en una zona remota del planeta en Sierra Leona, en la la isla de Tiwai, me encontré con un camión del que bajaron 14 ingleses con cervezas frías. Me dije a mi mismo que eso era lo que quería hacer, recorrer este África insólita en camión y aquí estoy". Mi respuesta hoy, como viajero, sería algo diferente. Para mi viajar en camión en estos destinos "imposibles" ha sido, salvando distancias, un equivalente a tener una autocaravana, permitiéndonos dormir acampados en escenarios que jamás hubiéramos imaginado ante la falta de oferta hotelera, comer buscando la sombra de una acacia en otros tantos parajes del camino y disfrutar de unas noches inolvidables, acrecentado por un tercer viaje, el de la vida grupal intensa de la que no sabía su existencia. ¡Un 10! ¿Significa eso que iría a un Kenia o Tanzania en este tipo de vehículo? No, para mi el valor añadido está en la parte de expedición, en no saber que te deparará el día siguiente pero disponiendo de toda la infraestructura que te da el camión.

EL DÍA A DÍA EN UN CAMIÓN POR EL CHAD:

Viajar en camión en estos destinos permite una autonomía que no da un 4x4, además de poder potenciar las relaciones personales (algo de lo que nunca se habla). Disponemos de zona de carga de aparatos eléctricos; capacidad para llevar suficientes cajas de cervezas, comida de todo tipo, gasoil o agua, sin tener que parar en más de 10 días; posibilidad de "comedor" dentro del camión ante tormentas de arena (muy habituales en estos lares en jornadas como hoy) o cargar colchonetas gordas para la acampada que hacen las noches cómodas y eso cuando son muchos días se agradece. ¿Y el baño o la ducha? Preguntas más repetidas..

- La jornada de acampada donde no hay hotel o lodge (que suelen buscarse cada cierto tiempo como descanso) comienza buscando una zona de aseo/ducha personal por la mañana, caminando algunos metros lejos del campamento tras alguna roca o arbusto. Realmente uno se acostumbra rápido. Yo en el equipaje que explicaba el día del vuelo a Chad me he traído esas esponjas de hospitales enjabonadas que venden en farmacia y han funcionado estupendamente como ya lo hicieran en Sudán. Algunos han optado por dejarse barba, yo si he aprovechado el "selfie" del móvil para pegarme un par de afeitados en estos aseos. También hemos encontrado algún lugar donde bañarnos como el Guelta de Archei y ya habrá lodge en el P.N. Zakouma.
- El desayuno ha estado preparado todas las mañanas por Gilbert y no falta de nada (café, té, colacao, galletas, ..) además de esas tortillas que tan bien sientan para empezar el día
- El desmontaje (y montaje por la noche) del campamento es algo tan sencillo que hasta yo mismo me he sorprendido. Las tiendas se montan en 5 minutos entre dos personas (y siempre todos ayudábamos con lo que íbamos más rapido), mientras Alonso y Óscar bajaban (o subían) colchonetas y mochilas a una lona de apoyo. Por cierto, las colchonetas otro éxito.. ¡qué bien se duerme sobre ellas!
- Los trayectos en el camión han sido muy llevaderos, realizando múltiples actividades: leer, escribir, tratar fotos, escuchar música, mucha vida social, jugar a las cartas, ver los extraordinarios paisajes que nos rodean, cargar baterías y móvil, picotear frutos secos ... y, sobre todo, al contrario que un vehículo pequeño, poder levantarte y estirar un poco las piernas.
- Para el baño, donde cualquier parada es buena y con papel higiénico a disposición, simplemente uno se alejaba unos metros y listo. Al final, como decía Chema, uno se acostumbra hasta hacerlo con el móvil como si estuvieras en tu casa, jajaja (es una pequeña broma)
- Finalmente, las noches eran especiales.. ¡mágicas! Las luces del camión unida a los espectaculares paisajes donde hemos acampado todos los días, a veces acompañados de alguna fogata, nos han dado cenas inolvidables (los guisos de Gilbert han aportado muchísimo a ello). Tampoco faltaba un aperitivo de jamón, chorizo, lomo ibérico o queso traído por Enrique y por mi mientras abríamos las primeras cervezas o, en su defecto, los cartones de vino. La "sobremesa" siempre duraba hasta tarde, especialmente para algunos de nosotros.

La segunda acampada de este trayecto de 3 días la realizamos pasado Abeche donde nos hemos reaprovisionado, especialmente de cervezas, siempre innegociables.

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

Ésta ha sido la primera noche que hemos hecho dentro del camión pues el harmattan está siendo especialmente duro.

Localizando el pueblo Mborobo, un campamento previo al P.N. Zakouma

En la nueva ruta, tras comenzar el malarone del viaje (la zona subtropical de Chad es más propensa a la malaria aunque estamos en época seca y no suele haber muchos mosquitos), el paisaje vuelve a cambiar y los pequeños arbustos dan paso a los árboles aunque el harmattan sigue en el ambiente. Hoy, aprovechando el regreso del asfalto a nuestras vidas, he decidido ir en la cabina con Alonso y entre música y conversaciones nos hemos pasado la mañana antes del picnic de mediodía.

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

No lo he comentado en todo el viaje pero son estos momentos los que aprovecha Óscar para poner a punto el camión mientras Gilbert y Haroum pelan los últimos ingredientes de la ensalada. Generalmente las patatas y otros productos que utilice, los lleva cocidos de la mañana, de ahí que madrugue tanto cada día.

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

El camión no ha dado la lata desde aquella grave avería a las puertas del desierto pero no ha habido día que Alonso y Óscar no comprueben que todo está correcto. Ya lo dijo varias veces, el Chad es uno de los países más duros mecánicamente que ha hecho por África.

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

Son alrededor de las 15.00 cuando llegamos a Mongo, el último punto de asfalto en una población donde ya echamos gasolina en su día y objetivo de esta larga travesía y donde, entre otras compras, adquirimos más cartones de Barón de Madrid (¡cágate chorlito!) y una ginebra que algo me dice que durará poco (10.000 CFA de nuevo bote) en el puesto callejero más surrealista que he visto en mis viajes al que nos acercamos Kris, Alonso y yo viéndolo de lejos.

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

Los siguientes 30 km se han convertido en los más tortuosos hasta el momento (o posiblemente acumulamos ya las largas jornadas). El camino a Zakouma está realmente mal aunque el objetivo es muy potente. Buscamos al pueblo Mbororo, fulanis que dejaron de ser nómadas por motivos que detallare en el relato de mañana y... ¡Aquí están! ¡Localizados! Alonso y Haroum dejan el camión en el perímetro y salen rápidamente a pedir permiso para acampar. Salgo detrás de ellos  como una lapa, no quiero perderme nada. Varios miembros salen a recibirnos aunque parece que la comunicación será complicada y nos dirigen a una esterilla donde una tetera y un hombre más mayor parece que decidirá nuestro destino. Todo se torna bastante absurdo cuando comienzan a darnos un paseo por un destartalado pueblo de semichozas y bastante miseria. ¡Pobre gente! Lo más curioso es que la mejor choza tiene una especie de cama preparada para recibir a aquellos viajeros que puedan hospedarse en su camino al P.N. Zakouma mientras yo pienso "¿quién querría venir hasta aquí?". Esta área servirá de cocina y, tras negociar Alonso una pequeña tarifa que también les ayude, aquí acamparemos.

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

Además hoy es un gran día porque éste será el punto de encuentro con el resto del grupo que seguirá el viaje hacia Camerún y R.Centroafricana y, sin pasar más de 40 minutos (ya con las tiendas montadas), aparecen dos 4x4 por el horizonte. Cris, Sara, Pedro, Abraham, Ino, Afro y Teresa, sin quién jamás podría haber llegado hasta aquí pues fue quien recuperó mi pasaporte y visado de la compleja embajada de Chad en Bruselas, han llegado y como se nota que viene con energía renovada pues cervezas, vino y ginebra cayeron como si no hubiera un mañana, aunque es muy posible (y más porque nosotros iremos en uno de los 4x4 para poder sacar el dron) que no lleguemos a intimar demasiado con ellos por el poco tiempo de contacto lo cual es una pena. Con quien si lo he hecho es con Kerri por fin, a pesar de la barrera del idioma, y me alegro mucho porque era todo un reto que me había propuesto. ¿La conexión? Kerri tiene un vínculo especial porque nació el 26 de Noviembre, el mismo día que mi pequeña Olivia. Ante la atenta mirada de aquel anciano, algo me dice que las cosas no son por casualidad, ¿verdad?

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

Hoy, sin embargo, siento necesario un poco de espacio. No se si para observar con distancia, si para mi o si la conversación con Kerri me ha traído a mis personitas favoritas de regreso, y ante el ambiente festivo, la ginebra que se bajan Kris y Chema, o la conversación de Abraham, Teresa y Cris especialmente, creo que es ese día que el cuerpo me pide descanso.

Posiblemente esa distancia me ha permitido percibir la que para mi es una de las grandes imágenes de este viaje. Alonso observa apartado al grupo. Hoy me ha quedado claro que dentro de ese aspecto "macarra" hay un corazón y pasión de la que muchos hablan pero nadie ha puesto como él sobre la mesa. Con los brazos en jarra, creo entender que está posiblemente ante uno de los momentos más felices desde que comenzó el proyecto Kumakonda, el de poder ver a 16 pasajeros ilusionados con algo tan bonito CREADO POR ÉL. O, ¿quién sabe?, quizás también sufriendo con un"¿qué voy a hacer con todos éstos?" Sea como fuere, es suyo y solo suyo. Lo pierdo en la oscuridad de la noche... y caigo rendido.

Abeche agencia especializada Chad Kalait Mbororo Mongo viaje en camión viaje solo

Isaac (junto con la Expedición Kumakonda), desde el poblado Mborobo (Chad)

GASTOS DEL DÍA: 20.000 CFA (apróx 30.30 EUR)

5% de descuento en SEGURO DE VIAJES IATI para lectores de Chavetas

Sobre Isaac Martín

Ingeniero de Caminos y MBA. Tras varios años gestionando equipos y recursos combiné mi pasión por viajar con mi profesión tras derivar mis estudios al Marketing Online y CM (Master por la Universidad de Alcalá) además de la gestión de contenidos. Ahora me levanto cada mañana feliz.

Código de ética

Libre

El 97% de artículos de este blog, como este que estás leyendo, son de contenido original creado por nosotros basado en nuestras propias experiencias sin que ninguna marca o empresa haya influenciado de ninguna manera en él. De entre los enlaces puede existir (o no, pero por si acaso avisamos para ser completamente transparentes contigo) alguno que contenga afiliación que nos pudiera generar algún ingreso extra sin ningún coste en absoluto para el lector. Lee nuestro compromiso de ética contigo AQUÍ.

2 comentarios

  1. Javier González López

    Viva la energía positiva!!!! Menos mal que te llegó ese vídeo de la peque… así pasaste mejor los tres días de viaje de regreso… menuda paliza!!!

Comentar

Seguimos la normativa de protección de datos RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). Podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Chavetas.es en el siguiente enlace sobre nuestra Política de Privacidad. Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend