15

Por Isaac, a las 12:04 pm (24.feb.2014) - Sección Persia'13

Hasan se asoma al oírnos bajar por aquellas viejas escaleras a las que daba acceso una calle suburbial de la desconocida Qazvin. Su cara lo dice todo, mezcla de sorpresa y extrañeza. En ese momento no lo sabíamos, pero estábamos entrando en uno de los últimos hammam en activo de Irán que permanece inalterado, sobreviviendo a una Revolución Islámica y al paso de los tiempos, y en el que se respira verdadera vida de los orígenes de este tipo de baños.

persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo

Qazvin es un pueblo invisible, que pasa desapercibido para las pocas guías turísticas de un país maltratado por las noticias. Sin embargo, nuestra frustrada aventura hacia el norte nos ha llevado hasta aquí para acabar una aventura que hoy cumple su vigésimo día. Será por azar. Será por destino.

Y sin embargo, esta gran problación de Qazvin guarda mucha historia en sus lindes, pues fue la antigua capital del Imperio Persa bajo Safavids y aún hoy se la conoce como capital de la caligrafía de Irán, dejando verdaderas maravillas arquitectónicas como el Palacio Chehel Sotun, imponentes grandes cisternas,  la maravillosa puerta del S.XVI de Ali Qapu o la veneración y el orgullo de un pueblo, la tumba de uno de los hijos del Octavo Imán, Imamzadeh-ye Hossein

persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo

Azadi, corazón del Qazvin persa

La vida de Qazvin se desarrolló en torno al centro histórico, Azadi Square. Su bazar genera esa atmósfera particular e inconfundible que no nos ha abandonado en ninguna población de una ruta ya irrepetible y donde el persa se siente cómodo entre alimentos y cachibaches, cuyo uso  a veces tendría dificultades para explicar.

persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo

Aquí las mujeres han abandonado el oscuro chador por velos de vivos colores, quizás por su cercanía con la capital, y se muestran más cercanas que nunca en ese Irán tras los velos negros del que volvemos enamorados, dejando atrás el cúmulo de prejuicios que fueron desapareciendo desde las primeras experiencias en Teherán.

La cercanía del Caspio hace que los aromas de las especias que en todo bazar no escasean, de olores tan intensos que todavía podría describir, se entremezclen con el pescado fresco recién llegado que muestran orgullosos ante la mirada de algún foráneo.

persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo

Son las horas en las que empieza a caer el sol cuando el persa inunda las calles de vida cotidiana, cuando el mercadeo de  jabones en forma de piezas rectangulares, trabajadas prendas de todo tipo de tela o ornamentados pasteles de flores, se convierten en el foco de atención.

Otros, los más devotos, buscan su tranquilidad en alguna de las numerosas mezquitas que, estratégicamente situadas, me ha servido para aprender que el fervor en estos lugares proviene más del corazón de la gente que de la imposición de un clérigo, y que con sus familias y niños más pequeños, se sientan en sus alfombras y buscan su propia paz, susurrando respetuosamente en farsi esa fe por sus seres queridos.

persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo

El hamman iraní que sobrevivió una Revolución Islámica

Posiblemente fue esa mezcla de curiosidad y propia búsqueda de paz, la que nos llevó a bajar aquellas viejas escaleras, y encontrar la sonrisa de Hasan y una sala de viejas taquillas, deteriorados espejos y cables y tuberías sobre cada azulejo.

persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo

No fue hasta la invitación a dejar nuestro calzado, ante la imposibilidad de comunicación verbal, y recibir una pieza de jabón y una toalla, cuando descubrimos por fin el uso de aquel lugar. !!Estábamos en uno de los últimos hamman activos del actual Irán!! Un hamman que había permanecido oculto a la mirada de los más influyentes, y que había sobrevivido a una Revolución Islámica que, no sólo había acabado con las modernas reformas emprendidas por el Sha Pahlevi, sino que había establecido fuertes represiones que incluían el uso de los mismos.

persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo

Hasan, y su cuñado Ali, y seguramente anteriormente sus antepasados, dotan de sentido a aquel anticuado sótano cuyo intenso olor a humedad está presente en todos los rincones, vapores que seguramente no han tenido parón en el tiempo, y que no han sufrido esa transformación en teterías, restaurantes o museos que hemos visto estos días en Isfahan, Shiraz, Kerman o Yazd.

persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo

También es posible que nuestra exaltación por la simbología del emplazamiento, nublara en ese momento el uso de nuestra razón. Y es que semejante antesala no iba a traeros detrás unos modernos baños turcos al más puro estilo Suleymaniye Hamani en Estambul. Ni siquiera el Hammah Al Malik Al Asir del malogrado Damasco. Lo que detrás de aquellas puertas, cuyo costo apenas supera los 80 céntimos de euro, dista mucho de ello.

persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo

El Hajmola Tachi Hammam de Qazvin City, Islamic Republic of Iran que más tarde Hasan intentaría escribir en nuestra libreta,  es un lugar que jamás ha pisado ni pisará un turista, y que nos traslada a los orígenes de los prohibitivos spa tan conocidos en nuestros tiempos

Las bóvedas de su parte superior siguen consiguiendo mantener la alta temperatura y vapor en la sala, pero presentan un aspecto mohoso decadente. Sus plaquetas y azulejos, a pesar del insistente frotar de Ali, ya no lucirán nunca más el aspecto de sus años más gloriosos. Sobre las duchas, conducciones de acero oxidado y piletas mejor no profundizar. Hasta la cubileta que permitía rociarnos de agua mientras frotábamos y “expoliábamos” nuestra piel tenía un agujero en su fondo impidiendo un uso eficiente del mismo.

persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo

Pero la magia de este lugar, de este hammam iraní todavía en uso, no está en sus masajes reconfortantes, ni tampoco en sus baños de agua preparados para el visitante. El verdadero encanto de este lugar se encuentra en el momento de salir de nuevo por esas puertas. Es en ese instante, y sólo precisamente en ese instante, cuando entendemos el significado de este lugar, junto al calor de un pequeño hornillo casero de gas protegido por un bidón recortado y apoyados sobre unos sofás de terciopelo con más años que el propio local y alrededor de las telas y toallas que se secan para futuros clientes.

persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo

El verdadero valor de este lugar no es material, no tiene precio. Es en este viejo recinto y tras una veintena de días de viajes cuando entendemos que la historia pasará, y se escribirá para ser recordada, pero es la gente la que hace de estos lugares su hogar y hoy vemos como este improvisado sótano de un lugar cualquiera del extenso país de Irán es lugar de reunión para decenas de personas que simplemente vienen a disfrutar de un té, pegarse un baño, y mantener una agradable charla en una buena compañía

El inglés del “Professor Reza” y un par de tazas de té nos acompañan. Nos habla del paso del tiempo y de la vida de aquella gente, con cierto tono de reflexión. Nos habla de la Revolución Islámica, y de la transformación que supuso en ellos.  Se interesa por lo que hay ahí fuera, por nuestra vida, por nuestros pensamientos sobre su país. Nos hace entender que la vida de aquella gente no sólo no va a cambiar, sino que no tiene que cambiar. La sonrisa de Hasan seguirá recibiendo cada día a cada lugareño, y quién sabe, si de algún extraño visitante como hoy hemos sido nosotros para ellos.

persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo

Desconozco cual será el futuro y evolución de un Irán cuya maravillosa gente ha calado fuerte en nosotros. Lo que si sé es que encontramos un colofón a nuestras aventuras en un escondido sótano de las calles menos conocidas de la ciudad de Qazvin, a 150 km de Teherán, donde sobrevive un centenario baño público, de aspecto cerrado, sombrío y húmedo, cuya función social y de reunión se mantiene viva.

¿QUIERES MÁS?: No te pierdas los mejores escenarios del viaje en “12 instantáneas imprescindibles“, el monográfico “Tras el Irán de los velos negros” o los relatos de mi buen compañero de viaje Sele en El Rincón de Sele

persia13  El hammam iraní que sobrevivió al tiempo

Isaac, desde Qazvin




10

Por Miriam, a las 4:04 pm (17.feb.2014) - Sección Otros

RELATO DE MIRIAM (“Chavetas benjamina”, FILÓLOGA INGLESA y PROFESORA DE ESPAÑOL). ¿Qué mejor destino para inaugurar Mare Nostrum (sección que verá luz próximamente en la v4 de Chavetas)? ¿Te quieres adentrar en las aguas del Mediterráneo o, por el contrario, buscas un curso de inglés en Malta? Malta es una isla  muy pequeña, de 25 x15 km, o casi ni a eso llega. Su población es de  unos  400.000 habitantes, cosa que se hace patente en las horas punta, siempre  a la europea.  Lo bueno es que, dado que es muy turística puedes comer más o menos a la hora que quieras y siempre hay gente por la calle, ¿o será que para un territorio tan pequeño son demasiados? No sé, el caso es que es un lugar sin tiempo donde eres bastante libre de hacer lo que te apetezca.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Un curso de inglés en Malta para refrescar el idioma

Es curioso cómo lo primero que destaca un maltés cuando le preguntas es que la isla es un destino “barato” y eso justifica que esté tan masificada en verano. Tendré que volver a verla con su bullicio y su tráfico. Yo me llevo la idea de una isla donde el objetivo final es siempre “speed”: “quick English”, “fast food”, “speed dating”… Supongo que si no has estado nunca en destinos del Mediterráneo, Malta pueda llegar incluso a fascinarte. Yo el año pasado estuve en Dubrovnik, en pleno Adriático  más o menos por estas fechas y tengo que decir que, para mí, es un poco más de lo mismo.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Sin embargo, no todos los días tiene uno la oportunidad de refrescar su inglés en una escuela de un lugar donde hace más de 15 grados en pleno mes de enero. Por eso salí de Italia con mi mochila cargada de energía a realizar un curso de inglés en Malta en Elanguest, un centro, con años de experiencia en la enseñanza de esta lengua y que ha elegido un escenario que deja cabida a pocos competidores en cuanto a oferta de actividad complementaria. Digo esto porque está claro que la gente que decide estudiar en esta escuela viene buscando algo más que un curso, sobre todo si es verano y el tiempo acompaña. Aunque mi avión llegó con un poco de retraso (ni que decir tiene, que venía de Italia) el conductor me estaba esperando para llevarme a los apartamentos de la escuela. No me daba cuenta de que conducían por el otro lado ¡Si estoy en una excolonia británica! Cuando llegué a mi habitación me encontré a María Helena, una brasileña en el quinto sueño, despierta a causa de la intrusa recién llegada. Ella sentía curiosidad por saber quién era yo y de qué nube había caído. Cerré los ojos…

Sobre la escuela.. y La Valeta

El primer día de escuela, lunes, te someten al test de nivel. El personal parece joven, digamos la jefa de estudios y los del departamento de ventas y marketing, luego los profesores son muy heterogéneos. Te hacen una breve prueba oral también y te ponen en un grupo reducido con otras 6  o  7 personas. En mi caso en un grupo de nivel intermedio-alto. Un grupo mixto recién sacado de un chiste de Lepe: dos españoles, un italiano, un holandés, un francés, un alemán, una rusa y una asiática.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Mi profesor para toda la semana es Ray, un maltés de casi 60 años que antes era banquero y que desde un primer momento me pareció empático ya que no solo tenía que romper el hielo, sino también un iceberg, con un grupo  formado por culturas tan diferentes. La conclusión es que después de una semana de clases con actividades un poco repetitivas, he conseguido aprender algunas expresiones y vocabulario y he tenido la oportunidad de intercambiar impresiones en el aula a través del debate sobre temas de actualidad.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Los profesores malteses son muy competentes en inglés, obviamente es su segunda lengua (de lo que se sienten muy orgullosos), pero está claro que su pronunciación es claramente mediterránea, es decir, suena un poco diferente a la estándar, según yo -que he vivido en Inglaterra-). En la pausa de la primera clase los lunes hay una reunión de bienvenida para orientarse un poco sobre las cosas que se pueden hacer en la isla. En invierno la oferta es mucho menor, por eso, a mí solo me sirvió para organizarme. El primer día, para aprovechar que no hacía muy mal tiempo fui a La Valeta con mi compañera de piso. Allí  es donde te puedes dar cuenta realmente de que la historia de este país de remonta a más de 5.000 años. Invadida por múltiples pueblos y civilizaciones a lo largo  de los tiempos, es difícil de entender cómo Malta haya logrado ser  un país con autonomía y gobierno propio.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Sus primeros habitantes fueron fenicios, luego los griegos y posteriormente otros invasores que se querían apoderar de Malta dada su posición estratégica en el Mar Mediterráneo  para el comercio y los conflictos bélicos. Los romanos consiguieron hacerse con ella en el año 218 a.C y en el año 60 d.C San Pablo visitaría esta isla debido a su naufragio convirtiéndose en uno de sus personajes más queridos y dando nombre a una localidad ubicada en el norte con una espléndida bahía St. Paul’s Bay. En el 533 llegó el Imperido bizantino que cayó a manos de los árabes en el 870, acontecimiento que hizo cambiar completamente su cultura. La lengua maltesa misma, procede de las lenguas semíticas (por lo tanto está vinculada con el árabe). Muchas construcciones todavía hoy presentes  son un buen ejemplo de este periódo y del cambio que se produjo durante los casi dos siglos de dominación árabe.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Llegada la Edad Media y el cristianismo, dada la cercanía de la isla de Sicilia (a solo 70 km) Malta fue ocupada por muchos habitantes sicilianos que conformaron la nobleza de Malta. La lengua oficial era el italiano. Se fundó posteriormente la Orden de Malta . En aquellos momentos Sicilia pertenecía a la Corona de Aragón y se confiaba en los caballeros de esa orden religiosa para que velasen por la paz de la zona a cambio de una ayuda económica. Eso ha hecho que Malta posea una fuerte tradición católica a pesar de todas las otras invasiones e influencias. El 98% de su población hoy en día es católica. En 1565 tuvo lugar el enfrentamiento con el Imperio Otomano. Para luchar contra los turcos se construyó la ciudad fortificada de II-Belt- Valletta, la actual Valeta y capital de la República, también con intenciones defensivas futuras. Los caballeros malteses vencieron la batalla beneficiándose así de los favores y privilegios de los españoles a los que pertenecía Silicia en aquel momento histórico. En el siglo XVIII las tropas de Napoleón invadieron Malta. Los caballeros  dado que habían hecho la promesa de no luchar contra ninguna nación cristiana, fueron expulsados de la isla y los franceses abolieron el sistema feudal, reformaron los monasterios y equipararon los derechos de judíos y musulmanes en la isla.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Los malteses, cansados de su sometimiento a los franceses que se habían apoderado de todas sus riquezas buscaron la ayuda de Gran Bretaña para acabar con ellos y en 1.800 lo lograron. Desde aquel momento se establecieron el maltés e inglés como lenguas oficiales y Malta estuvo bajo la influencia de los ingleses. En 1936 debido a la primera guerra mundial estuvo sitiada y el 21 de septiembre de 1964 se estableció su independencia (aunque Reino Unido controlaba todavía sus infraestructuras y comunicaciones) Digamos que la independencia real de Malta es muy reciente. En 1974 pasaron al tener un Jefe de Estado local y en 1979  Malta desapareció como base militar en los mapas, entrando en la Unión Europea en el 2004 y en la zona euro cuatro años más tarde.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Su capital, La Valeta, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980 dado que reúne en poco espacio numerosos monumentos de múltiples estilos arquitectónicos diferentes (renacimentales, neoclásicos, modernos y restructurados tras la guerra). El más destacado la catedral de San Juan, antigua Iglesia de los Caballeros. Tras un paseíto y algunas fotos al atardecer, me llevé una idea bastante general de La Valeta y recordé el día en el que en la catedral de Loreto, cerca de donde vivo, en Italia, vi a los miembros de la Orden de Malta actual con sus uniformes que se despedían mientras anochecía a las puertas del templo. Sin duda son un grupo de personas misteriosas sobre las que se han escrito muchas novelas…

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Combinando las clases con el ocio (y alguna fiesta)

En los siguientes días, seguí con el curso general por las mañanas y haciendo algunas visitillas por las tardes. Conocí a Ysabel Taberner mientras se comía un bocata en la cafetería. Lleva algún tiempo en Malta, lugar que parece encantarle. Es abierta, positiva hace que la gente que va a la escuela a pedir información sobre los cursos se sienta verdaderamente como en casa.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Para los que estén interesados en algo más específico, en la escuela se ofrecen también cursos para aprender inglés de los negocios, que creo que pueda ser bastante interesante y de preparación para los exámenes oficiales en lengua inglesa, como por ejemplo Cambridge. Mi compañero de piso, Juan, un navarro muy aplicado, se estaba poniendo las pilas en unas semanitas para eso, así que si eres una persona que no tiene mucho tiempo libre y necesitas una “full immersion” te recomiendo que veas bien la tipología de cursos y elijas lo que más te convenza. Por allí siempre hay alguien para asesorarte, eso es también muy positivo.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

La tarde del martes me fui al acuario con otros tres estudiantes de la escuela en un autobús (el transporte público en la isla es baratísimo y me hice un billete para toda la semana). No estaba demasiado lejos de St. Julians, el barrio de la escuela y de marcha. La bahía donde está ubicado se llama Bugibba, otro lugar muy turístico en temporada alta. Ya hacía un día de viento bastante desagradable así que el acuario fue un lugar agradable pero claramente no muy interesante, según yo, porque soy de una ciudad del Atlántico y he hecho snorkel en lugares como el Yucatán en el viaje a Cancún de 1996 y la República Dominicana entre peces fosforitos y de colores. Sinceramente, me pareció una pequeña pecera. Merienda de sushi en St. Julians y como estudiante aplicada, hice mis deberes para el día siguiente.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

El miércoles el sol salía con uñas y otra nueva lección transcurría con normalidad. Pausa y cafecito, debate y lecturas y un plan para la tarde aconsejado por Ana, una chica de San Sebastián (casualidad de la vida porque yo nací allí) que no sabe muy bien por qué ha llegado a Malta.  Los miércoles en Elanguest tienen una lección gratis de conversación así que como era con otro profe diferente, decidí quedarme a curiosear. En este caso el profe era un británico que es compositor de música también (no recuerdo su nombre, no se me da bien, lo siento). Se le planteó una pregunta sobre el uso del futuro y no pudo evitar irse por las ramas, así que me disculpé y me fui a buscar a un par de compañeros de viaje para esa tarde, una chica rusa, Veronika y un chico de Madrid, Nacho. Paseo bis por La Valeta y demasiados autobuses para desplazarme hacia el lado este de la isla al que le llaman “las tres ciudades” donde con un poco de mareo y la falta de iluminación entendí que Vittoriosa y sus aldeas cercanas había que visitarlas a la luz del día. El feeling que daba, era de todos modos de lugar interesante. Al regreso una cena demasiado abundante de pasta en un restaurante italiano de la zona.  Y es que en Malta, se respira Italia por todas partes, de hecho, aunque el plato típico maltés es el conejo (una pena porque no me suelo negar a probar  cosas nuevas pero no me resultaba apetecible) la mayoría de los bares y restaurantes ofrecen casi exclusivamente comida italiana o junk food disfrazada de plato combinado. Por las calles se encuentran muchos lugares también de comida para llevar tipo kebab y comida turca. Todo resultado de su historia y mezcla multiétnica en un espacio tan reducido. El pan tiene fama también. Hay muchas tipologías y normalmente está bueno.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

El jueves amaneció ya nublado, parecía que las temperaturas descendían. La clase siempre interesante pero echando de menos algún medio tecnológico para llevarlas a cabo. Como lectora y profesora de español hace años creo que para mantener la atención alta es mejor alternar diferentes momentos. Aunque hicimos comprensiones auditivas, eché en falta el uso de materiales visuales para motivar la interacción. Quizás se deba a mi concentración actual en el estudio  de la percepción cognitiva del lenguaje. Muy interesante, en cualquier modo. Me comentaron que esa noche había clases de salsa en un bar e intenté ver si a otros estudiantes les apetecía. La respuesta fue bastante rápida y acabamos en un pub un buen grupito. Me volvieron reminiscencias de mis tiempos de Erasmus cuando iba a clases de salsa en Inglaterra. El caso es que tengo  doce años más, aunque no quiera y los momentos se viven de otra manera. Fue una noche entretenida, además tuve la suerte de que mi compañero Juan cocinara una tortilla. Mucho más sano que cualquier muslito de conejo, eso seguro, jeje. Bailoteé como “abuela Macarena” con Ana, gin and tonic y a dormir los vapores malteses.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Últimas horas de clase .. y Mdna

El viernes y último día en la escuela se pasó volando. Cuando me quise dar cuenta, tenía mi diploma de presencia y me estaba despidiendo.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

En la pausa, esta vez, había pizza, que la escuela ofrece gratis a los estudiantes ese día de la semana. Decidí optar por un café americano para despertar ya que por la tarde tocaba la excursión a Mdina y quería estar bien despierta. Con la suerte de que salió el sol un ratito y me dio una tregua, allá nos fuimos. Paramos en algunas fábricas de vidrio típico maltés y vimos cómo se fabricaba. Naturalmente, la intención era la de una compra exprés. Me recordó un poco al que se hace en Murano, pero un poco más “en bruto”, menos refinado. Luego nos dirigimos hacia lo alto, hacia Mdina.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Mdina es una ciudad amurallada situada en una colina  en el centro de la isla. Fue la capital de Malta hasta que esta se transfirió a La Valeta. Antes de llamaba Città Vecchia y es conocida por sus pocos habitantes (hoy en día alrededor de 300) como La Ciudad del Silencio. En ella destacan los palacios y edificios religiosos del siglo XV que en las actualidad son propiedad de nobles y aristócratas.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Por ella pasaron muchos de los habitantes de la isla, desde los fenicios en el siglo VII a.C, hasta los romanos y normandos, hospedando (según se cuenta) al apóstol San Pablo después de su naufragio, al que se le dedicó una magestuosa catedral y sufriendo numerosas modificaciones en su forma como con los normandos en el s. XI d.C.  que le añadieron un prominente foso de protección. Desde el siglo XVI en Mdina se llevaban a cabo las ceremonias de juramento de protección de las islas maltesas por parte de los caballeros de la Orden de Malta que se ocuparon de la reconstrucción de la catedral tras un fuerte terremoto que desoló la ciudad en el año 1.696 y que hizo aparecer en ella nuevas construcciones de corte barroco. El Palazzo Falzon es otro de sus edificios emblemáticos.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Por suerte, estabamos en compañía de una guía de la ciudad que nos llevó por sus calles y nos explicó algunos de los eventos básicos de su historia. Estaba atardeciendo, por lo que me quedé encantada de la mágica ciudad silenciosa de Mdina y acabé merendándome un buen pedazo de tarta de zanahoria en una cafetería que está abierta todo el año para deleitar a nativos y turistas con sus deliciosas tartas caseras a la que nos llevó Anna, la guía, mientras nos facilitaba más información sobre la economía maltesa.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Me sorprendía que ella no tuviese un acento maltés tan marcado pero luego descubrí que su hijo vive en Reino Unido y ella viaja muy a menudo allí, así que su inglés suena mucho más británico. Media siesta en el mini bus y un poco de movida nocturna aunque ya era viernes y el ambiente estaba más saturado. Observando por la noche a los malteses y maltesas intenté hacer un análisis de su fisonomía y comportamiento. Sus rasgos son árabes o británicos radicales, en ese sentido hay dos grupos bien diferenciados. En cuanto a su personalidad creo que tal vez abiertos, no diría tanto como los italianos, pero si es verdad que están un poco cansados de los turistas y digamos que me los esperaba más dicharacheros. De hecho no me pareció así. Solo directos, no muy amables, digamos. Puede que se hayan cansado de que la gente venga a su isla pensando que “todo el monte es orégano”. También en Dubrovnik me lo habían explicado: “Es una medio sensación de no tener vida. De ir y venir de personas con las que hablas unos días, desaparecen y…¿qué te ha quedado?”

Fin de semana y reflexiones

El sábado dormí como un lirón. Tenía programado ir a Gozo y a Comino, dos islas a las que se pasa en ferry, pero con el temporal que llegó, imposible moverse del barrio. Para colmo nos quedamos sin wifi la noche del viernes en los apartamentos, que por cierto están muy bien equipados, y no había quién mantuviera comunicación con el mundo exterior.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Este viaje me ha servido también para comprobar cuánto depende mi vida de la conexión a Internet. No, no os creáis que estoy exagerando. Me había llevado trabajo, el número 6 de una revista que escribo para niños y que tenía que estar lista el domingo. Entre las clases, el turismo y la movida nocturna todavía no había terminado. Pasé el día a caballo entre una cafetería de St. Julians que se llama Portomaso,  comiendo con unos compañeros y el McDonald’s (¡quién lo habría imaginado!). Copiando y pegando, copiando y pegando…Whatsapp, Viber, Skype, millones de mensajes por segundo acumulados. Todos con  propuestas y sugerencias… “speeding up”. Esa noche me sentí un poco abuelita. Algo de frío había cogido y empecé a incubarlo.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Cuando me levanté el domingo, por fin salía el sol.  Me había perdido algunas actividades por causa del mal tiempo y  se había ido apoderando de mí un extraño síndrome de la isla y mucho cansancio. Eso sí, algo de inglés se refrescó en mi memoria gracias a Elanguest. Gracias a ellos he vuelto a casa diciendo “tanks”  en vez de “thank you” al más puro estilo maltés-mediterráneo. Porque en esta vida siempre hay cosas que aprender, ni mejores ni peores, diferentes. Tener la oportunidad de compartirlas con otras personas es siempre un placer humano. El mare es siempre “nostrum”. Somos peces y es nuestra la libertad de poder ver y valorar el mundo con nuestros propios ojos.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Miriam, desde Malta






11

Por Isaac y Paula, a las 9:06 am (13.feb.2014) - Sección C. Mediterranea

RELATO DE PAULA. Como todos sabréis se acerca uno de los días del año más importantes para mucha gente, sobre todo para muchas parejas: San Valentín. Así como existe el día del Trabajo, el día de los Santos Inocentes, y un largo etcétera de fechas señaladas en el calendario, también existe el día de los Enamorados y aunque muchos no lo celebren por considerarlo un día más comercial que otra cosa sí puede ser un día perfecto para sorprender a tu pareja.. ¡¡¡por lo menos que haya uno en el año que sea “de obligado cumplimiento”!!! ¿Os venís con nosotros a celebrarlo a Barcelona?

costa mediterranea  5 planes de San Valentín en Barcelona

Pero este relato no está pensado para enumeraros la cantidad de sitios que se podría visitar aquí sino que os vamos  a dar ideas para un plan romántico que compartir con vuestra pareja en la Ciudad Condal .

Pero.. ¿Quién era Valentín?

Antes de eso queremos conocer un poco más a ese tal Valentín que hacía que cuando éramos pequeños y estábamos en el cole queríamos ponernos a todo tren “algo rojo“. Daba igual el qué.. !hasta un lazo rojo del pelo valía! para que todos tus amiguetes supiesen que tenías novio o que te gustaba alguien. Pasado el tiempo, la madurez nos quita la inocencia, y el día sigue presente pero por el motivo totalmente opuesto.. !!examinar tu ropa al milímetro para no llevar nada rojo!! y así evitar que tus “compis” te gritasen eso de…”estás enamorada, estás enamorada…”  !!!Qué recuerdos!!!

costa mediterranea  5 planes de San Valentín en Barcelona

Nos tenemos que remontar a la época romana, al siglo tercero para encontrar al tal Valentín y, aunque hay muchas teorías en torno a esta historia, parece ser que fue un sacerdote que predicaba el cristianismo y en base a esto se dedicaba (a pesar de la prohibición del emperador Claudio) a celebrar matrimonios entre los jóvenes soldados porque él consideraba que una vez casados ya no tendrían tantas ganas de “batallar”. Enterado de esto el emperador le hizo prisionero y ordenó su ejecución coincidiendo este día con el famoso 14 de febrero.

Nuestros 5 planes para una velada diferente en Barcelona

1.  No nos engañemos, lo que nos gusta muchas veces es dejarnos sorprender, lejos de ataduras de unas normas y horarios algo estrictos. ¿Qué os parece una preciosa velada en uno de los tantos apartamentos románticos en Barcelona? Se puede elegir entre muchísimos, pero yo escogería uno de estilo moderno y céntrico, que después de recorrer esos sitios tan emblemáticos de Barcelona, nos permitiese acabar el día con una selección de películas inolvidables que ver para un día tan señalado. ¿Love Actually ( una de mis favoritas ), Titanic, Ghost, Pretty Woman…? y podría seguir porque habría para elegir tantas como la variedad de gustos de cada uno.. y ya de paso instaurar una tradición. Los Chavetas ya tenemos la de las pelis que ver en Navidad, y los Senior con su Ben-Hur en esa Semana Santa. En fin…

costa mediterranea  5 planes de San Valentín en Barcelona

2. Otro plan que os proponemos es una cena. Pero no una cena cualquiera sino una en uno de los restaurantes más espectaculares y a la vez modernos y románticos de Barcelona: La Torre d’Alta Mar, donde estuviéramos hace un par de años. ¿Os contamos su historia?

El restaurante corona a setenta y cinco metros sobre el nivel del mar la torre del antiguo teleférico inaugurado en 1929 con motivo de la Exposición Universal de Barcelona. Tiene una parada forzosa durante la guerra civil ,y aunque se reabre no será hasta 2002, es ya restaurado el teleférico cuando esta torre se convierta en uno de los restaurantes más bonitos y cosmopolitas de Barcelona donde degustar platos exquisitos mientras disfrutas de unas de las vistas más espectaculares. Todo ello dentro de una cuidada decoración que, para el día de San Valentín, será todavía si cabe más especial.

costa mediterranea  5 planes de San Valentín en Barcelona

3.  Pero, sin duda, uno de los planes más románticos y sencillos a la vez (que en Barcelona cobra si cabe más sentido) es el dar un paseo por esos sitios con más encanto de esta ciudad, y que para nosotros es el caminar por la Rambla, que comunica además la Plaza Cataluña con el puerto, convirtiéndose así en un paseo de lo más agradable en cualquier época del año. Por otro lado, por su historia y su carácter, la Rambla es considerada como una de las calles más célebres del mundo y todo un símbolo de Barcelona.

¿Qué nos podemos encontrar paseando por ella? En su comienzo, en el tramo conocido como Rambla de Canaletes, vemos la famosa fuente de su mismo nombre donde cuentan que el que desee volver a Barcelona tendrá que beber su agua.

Siguiendo el recorrido podemos admirar la famosa Iglesia de Betlem, declarada Bien de Interés Cultural situada en el tramo conocido como Rambla de los pájaros por la cantidad de pájaros que anidan en sus árboles.

Un poco más adelante tenemos la esencia de este recorrido, que recoge el paseo más romántico conocido como la Rambla de las Flores siendo el único sitio dónde se podía comprar flores en el siglo XIX y en el que podemos ver el famoso Mercado de la Boquería. Isaac, ¿unos pinchitos para coger fuerzas?

costa mediterranea  5 planes de San Valentín en Barcelona

Ya acabando el recorrido y llegando al puerto presidido por Cristóbal Colón, nos detendremos delante del Teatro del Liceo y del Palau Güell, una de las primeras obras que realizó Gaudí en Barcelona.

4. Disfrutar de una comedia divertida como “T’estimo, ets perfecte, ja et canviaré” en el Teatro Goya, nunca mejor para la ocasión

Porque esta obra no sólo representa uno de los musicales de más éxito en Broadway, además de estar calificada como la comedia más divertida de los últimos años sino que muestra las interioridades del mundo de la pareja, y que mejor fecha que por San Valentín. Irónica, divertida, gamberra, fresca y tierna, de experiencias que todo el mundo ha vivido en algún momento de su vida (la primer cita, el noviazgo, el matrimonio, la llegada de los hijos, la rutina, la crisis de los cuarenta o el amor en la vejez) !!Una velada perfecta!!

 costa mediterranea  5 planes de San Valentín en Barcelona

5.  ¿Qué te parece un plan mucho más sencillo pero igual de original? Ve al cine, pasea por el parque Güell acompañado de tu pareja, pero hazlo endulzándole con una caja de bombones y galleta de lo más originales. ¿Por qué no? Y es que muchas veces el amor llega con los más pequeños detalles…

Y si os fijáis, cualquiera de los 5 planes no están reñidos entre si. Para los más atrevidos, ¿por qué no comenzar el día con un detallazo de bombones para pasear por La Rambla y regalar unas flores, disfrutar de una comedia divertida y acabar cenando en uno de los lugares más románticos de la ciudad antes de “retirarnos” a disfrutar de nuestro apartamento?

¿No os han llegado? Aquí tenéis más ideas para San Valentín donde seguro que podéis encontrar esa que buscáis. Y vosotros, ¿por cual optáis este año?

costa mediterranea  5 planes de San Valentín en Barcelona

Isaac y Paula, en la Barcelona de la mejor compañía