destacadaadventuremari849

Jordania 2019

2021

Un país mágico, este es Jordania. El impacto a los sentidos esta asegurado y despierta los sueños ante la contemplación de tanta belleza diferente

Fue el pasado octubre 2019 que decidimos visitar este país. Hacía mucho tiempo que soñábamos con ello, pero por distintas circunstancias no pudo ser.

Jordania no es un país donde el turista se sienta incómodo, mas bien todo lo contrario, ya que aunque conserva sus auténticos encantos, creo que es un país muy occidentalizado.

Vuelo directo a Aman, capital del país, alojamiento y como no, primer paseo por sus calles.

Aman con sus mas de cuatro millones de habitantes, es una ciudad sumergida entre sus siete colinas, cuyas edificaciones no son muy altas, aunque llama la atención la zona financiera por sus rascacielos modernos, en una ciudad que, a primera vista, no parece identificarse por la modernidad.

Como en todos estos países la circulación siempre es bastante caótica, pero se puede uno mover bastante bien por las zonas mas interesantes de la ciudad. No faltan medios de transporte ni buses ni taxis.

Ese primer paseo por el centro de la ciudad nos llevo al “Anfiteatro romano”, que es lo primero que te encuentras al llegar al centro y realmente, al anochecer, te llevas una imagen espectacular de este lugar, después anduvimos por las calles colindantes centrales, o sea el zoco, solo que en esta ciudad es al aire libre en lugar de ser en un entorno cerrado como suele pasar en la mayoría de estos países.

Abarrotado de tiendas y productos, así como de gente y restaurantes, Hay que reconocer que son lugares pintorescos para nosotros y nuestra cultura.

Me hizo una especial ilusión poder entender algún cartel escrito en árabe, ya que aunque estaba en primer curso de este idioma, ya pude reconocer algunas palabras escritas, no así las habladas, pero considerando que es un idioma y un alfabeto bastante complicado y desconocido para nosotros, me alegre con poca cosa.

Al día siguiente fuimos a visitar “La Ciudadela” que es, en mi opinión, junto con el anfiteatro, lo más importante que ver en esta ciudad.

La ciudadela es un enclave de ruinas situado en la colima mas alta de las siete que circundan Aman, es un cumulo de restos de antiguas civilizaciones, Uno de los restos mas importantes es el “templo de Hércules” del que tan solo quedan algunas columnas y que debió de ser impresionante. También se puede contemplar el “Palacio de Umayyad” de la época omeya, tiene una cúpula bien conservada que se divisa desde lejos. Se puede visitar también el “Aljibe” y el Museo arqueológico de Jordania.

Al día siguiente tomamos camino para visitar el Castillo de Ajlun del siglo XII, a pesar de haber sufrido asedios y terremotos y haber sido, en parte restaurado, después de atravesar su puente de madera como entrada principal, se puede uno hacer a la idea de la importancia que debió tener en el pasado como sitio estratégico en la lucha contra los cruzados. Desde él hay una vista magnífica del Valle del Jordán.

Desde allí nos dirigimos a Jerash, fue una de las ciudades romanas al noroeste de Jordania cuyas ruinas impresionan, ya que se puede observar su grandeza incalculable, bien conservada y de una gran extensión, calles, columnas, torres, baños, plazas, teatros. Inimaginable lo que debió de ser en sus tiempos de esplendor, ya que hoy día aun se aprecia la majestuosidad de esta antigua ciudad romana, que estuvo oculta por tanto tiempo y que hoy pasa a ser el segundo lugar mas importante que visitar tras la esplendorosa Petra.

Otro día de viaje y llegamos al Monte Nebo, desde el que se puede divisar Tierra Santa, allí visitamos un antiguo templo, en cuyo suelo se podía contemplar un antiguo mosaico bizantino, que debió de ser impresionante y como no, observamos Tierra Santa desde cuyo mirador supuestamente lo contemplo Moisés. Allí, a lo lejos, también se podía divisar el río Jordán.

Al abandonar este lugar nos pisaba los talones el Sr. Gorge Bush que estaba de visita en el país y cuyo helicóptero recién aterrizaba a nuestra salida.

Después nos dirigimos hacia Mandaba para visitar la iglesia Ortodoxa de San Jorge, en cuyo interior se encuentra un mosaico bizantino importante por reflejar el rio Jordán y Tierra Santa.

Por la tarde y de camino a Petra, comenzamos a visualizar un paisaje increíblemente especial y extraño que impresionaba y más al ponerse el sol, parecía sacado de una película de ciencia ficción y por supuesto te incitaba a tirar fotos y mas fotos para llevarte la magia contigo, aunque todos sabemos que las emociones y las sensaciones no se pueden reflejar en una foto, por mas que se intente, pero lo cierto es que en ese afán de captarlo todo no parábamos de fotografiar cada rincón de aquella tierra llena de magia.

Nos disponíamos a visitar “La Pequeña Petra” ya que aun nos quedaba tarde libre, pero la sorpresa fue mayúscula al llegar y encontrarla cerrada a los visitantes, ¿motivo? Ni mas ni menos que el Sr, Bush estaba visitándola y en consecuencia el resto de los mortales quedábamos fuera. Esa misma mañana, como ya dije, llego pisándonos los talones al Monte Nebo, suerte que nosotros ya nos íbamos, pero aquella tarde consiguió fastidiarnos la excursión.

En vista del éxito, nos dirigimos a Wadi Musa donde nos esperaba nuestro alojamiento para poder ir temprano al día siguiente a Petra.

Esta localidad era una antigua localidad beduina hasta que se descubrió Petra y con ello llego el turismo y adquirió importancia por su proximidad a la gran atracción del país.

Llego el gran día, íbamos hacia Petra con gran ilusión, aunque realmente solo pensaba en si el dichoso Sr. Bush, que continuaba su visita, conseguiría que nos cerraran las puertas de nuevo.

No fue así y conseguimos entrar. Aquello es indescriptible, cuando te internas en el desfiladero del Siq, entrada principal de Petra, también llamada “la ciudad rosa”. Se recorre mas de un kilómetro hasta llegar al Tesoro, y sus formaciones rojizas esculpidas por los Navateos impresionan hasta llegar al destino principal “El Tesoro”, pero, como no, en el camino nos adelanto el coche que transportaba al Sr, Bush, saludando efusivamente, como si fuera realmente un personaje querido en aquel lugar. De lo cual tengo mis sinceras dudas.

Sin duda es una de las siete maravillas del mundo. Te adentras en toda la ciudad nabatea y sigues estupefacto. Sus innumerables construcciones labradas en las rocas, son algo único e incomparable y la visita a este lugar increíble la hicimos en un día, pero te podría llevar muchos mas y seguirías descubriendo rincones insólitos e increíbles. Subimos los novecientos y pico peldaños que nos conducían hasta el llamado “Monasterio”, y otra imagen mas espectacular para gravar en las retinas igualmente especial.

Al día siguiente por fin, pudimos entrar en “La Pequeña Petra” como su nombre bien indica se trata de una ciudad mucho mas pequeña que la Gran Petra, pero vale la pena acercarse a contemplar este enclave no poco interesante, ya que para llegar a él es preciso recorrer un paisaje de rocas sobrenaturales esculpidas por el clima, un paisaje totalmente surrealista que no deja indiferente. Aquí no hay tanta sobrecarga de turistas o puede que fuera muy temprano y la paz te envuelve rodeada de un misterio especial. Allí se puede uno encontrar con algún que otro autentico beduino.

El interior de alguno de sus edificios aun conserva en sus paredes pinturas con las que se adornaban estos recintos.

Algunas de sus construcciones son realmente interesantes, a pesar de no ser tan impresionantes como las del Tesoro o el Monasterio.

Seguimos nuestro itinerario hacia el esperado “Desierto de Wadi Rum” . Una vez allí alojados ya en nuestro campamento, nos dirigimos en 4×4 a encontrarnos con semejante maravilla, sería un recorrido espectacular en uno de los desiertos ms impresionantes que se pueden ver.

Sus rocas como castillos y su tierra rojiza, hacía que pareciera un lugar imaginario, como puede que nos imaginemos Marte.

Al principio, el todo terreno tomo velocidad bajando y subiendo por las dunas de área infinitas. Parecía que íbamos a salir volando del vehículo. Era emocionante. Luego recuperamos la tranquilidad y fuimos admirando aquel paisaje especial que te despertaba todos los sentidos y las emociones.

Los puentes, los cañones, las dunas, todo en este desierto es espectacular, así como el cambio de color que experimenta al atardecer hasta que se sumerge en la oscuridad, es fantasmagórico.

De regreso al campamento, y tras ver como los beduinos asaban el cordero bajo tierra, cenamos y presenciamos algunas canciones y bailes de la zona, fue bonito, pero debo decir que ya existen demasiados campamentos turísticos en este lugar y esto hace que la noche sea menos natural al contemplar la inmensidad del cielo, debido a la luminosidad que aportan estos albergues que cada día son mas numerosos.

Entiendo que cada día somos mas los que queremos visitar y conocer todos estos lugares increíbles del mundo, pero a la vez soy consciente de que esto merma su naturaleza especial.

Al día siguiente debíamos tomar rumbo hacia “el mar muerto”para tener la posibilidad de darnos un baño en sus especiales aguas, que hacen que flotes, pero nada salió como pensábamos.

Vino un autocar a recogernos, partimos y a los pocos minutos el chofer se metió por un sendero que supuestamente conducía a otro campamento para recoger a alguien, pero cual fue su gran error. Allí no debía recoger a nadie y además el sendero de arena no era el adecuado para un autocar y se hundio sin que hubiera manera de sacarlo, ni el conductor, ni con ayuda de los que allí íbamos podían salir las ruedas de semejante atasco.

Después de muchos intentos y mucho tiempo perdido, tuvimos la suerte de que en pleno desierto se encontraba una pala de alguna obra, y cuyo conductor tuvo a bien ayudarnos tirando del autocar hasta conseguir a duras penas sacarlo de allí.

Habíamos perdido tanto tiempo y el camino hasta el mar muerto era tan largo, que echamos todo el día para llegar con aquel conductor bastante incompetente y cuando lo conseguimos al fin y tras alojamos en el hotel, nos comunicaron que como era de noche no estaba permitido bajar a la playa ni bañarse, quedaba prohibido, con lo cual tuvimos que conformamos con la piscina del hotel y a la mañana siguiente marcharnos de aquel lugar contemplando el mar muerto de lejos, sin haber podido flotar en sus especiales aguas.

Con todo lo bueno y lo malo del viaje, debo decir que vale la pena visitar este país de lugares inigualables y de una belleza singular.

SEGUIR NAVEGADO POR Adventuremari

destacadaadventuremari849
destacadaadventuremari758
destacadaadventuremari628
destacadaadventuremari529
DSC_0132.JPG
destacadaadventuremari430
destacadaadventuremari393
destacadaadventuremari309
destacadaadventuremari295
destacadaadventuremari258
destacadaadventuremari247
destacadaadventuremari224
Sobre MCarmen Sastre
Chavetas Senior, soñadora y viajera desde que un viejo coche, un hornillo y unas latas permitían viajar por Europa. Orgullosa de heredar ese gen de la "abuela Chavetas" por mis venas. ¿Quién sabe? Lo mismo un día conozco esas "Celipinas" que tanto decía...
Código de ética
El 97% de artículos de este blog, como este que estás leyendo, son de contenido original creado por nosotros basado en nuestras propias experiencias sin que ninguna marca o empresa haya influenciado de ninguna manera en él. De entre los enlaces puede existir (o no, pero por si acaso avisamos para ser completamente transparentes contigo) alguno que contenga afiliación que nos pudiera generar algún ingreso extra sin ningún coste en absoluto para el lector.
Libre

Comentar

Seguimos la normativa de protección de datos RGPD (Reglamento General de Protección de Datos). Podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Chavetas.es en el siguiente enlace sobre nuestra Política de Privacidad. Los campos necesarios están marcados *.

¿Ya nos sigues en Instagram y otros canales?

RECUERDA QUE CHAVETAS AHORA ES MÁS OMNICANAL QUE NUNCA AUNQUE TODAVÍA HAY COSAS QUE NO TE HEMOS CONTADO. MIENTRAS PUEDES SEGUIR NUESTRO DÍA A DÍA EN LAS RRSS, ESPECIALMENTE EN INSTAGRAM