0

Por Isaac y Paula, a las 10:10 pm (29.jul.2014) - Sección Otros

Hemos de reconocer que recibimos bastantes emails buscando recomendación sobre alguna escuela de idiomas a la que asistir aprovechando tu viaje, especialmente por Europa, y hasta el momento no nos habíamos animado a escribir un artículo relacionado. Hoy nos ha llegado información de una empresa española que ayuda a encontrar cursos y alojamiento pero desde un punto de vista práctico (los visitan antes de ofrecerlo) así que te vamos a contar un poco más sobre ello.

otros  Escuela de idiomas !viajando!

Por supuesto, aunque este artículo tiene contenido publicitario, si además de estudiar idiomas tu pasión es viajar, te animamos a leerlo.

¿Dónde asistir a una escuela de idiomas !!viajando!!?

Los tiempos han cambiado mucho. Lo que antiguamente eran opciones limitadas y muy centradas en Reino Unido, hoy es un mapa de destinos casi ilimitado. ¿Un curso de inglés en Malta como nos contaba Miriam recientemente? ¿o quizás te apetece más aprender italiano en Venecia, alemán en Hamburgo o español en La Habana?

otros  Escuela de idiomas !viajando!

Pero hay muchos destinos más, para todo tipo de presupuestos y adaptados a todos los gustos e idiomas. A los habituales Inglaterra, Escocia, Irlanda se han unido destinos apetecibles como Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica, Canadá, Rusia, Brasil, México o Cuba.

Pero, ¿tendré tiempo libre en mi escuela de idiomas?

Existen multitud de tipo de cursos, desde los llamados “superpower” (más de 31 horas a la semana) o los “superintensivos” (30 horas semanales) a los más “light” (menos de 15 horas) o “ultralight” (10 horas semanales). Tú eliges cuanto tiempo quieres para estudiar y cuanto libre, dependiendo si estás preparando un examen o tu objetivo es mejorar tu idioma.

Aquellos que queréis combinar el aspecto didáctico con una oportunidad para conocer un destino, sin duda una de las mejores opciones son los cursos que imparten sus clases de mañana, de tal forma que dispondrás tiempo de ocio todas las tardes y el fin de semana.

otros  Escuela de idiomas !viajando!

Además, en tu propia escuela de idiomas te ayudarán a preparar tus rutas o excursiones por la ciudad de destino y alrededores que hayas elegido

Y, ¿compañeros de viaje?

Uno de lo aspectos más atractivos de la experiencia recae, sin duda, en el aspecto social de la experiencia. No sólo viajarás y aprenderás idiomas, sino que conocerás a muchas personas de tu edad con la que compartir unos días inolvidables.

otros  Escuela de idiomas !viajando! otros  Escuela de idiomas !viajando!

Así fue como los Chavetas acabamos en Poznan, en nuestra primera incursión por Polonia, aprovechando una oportunidad del MBA que realizábamos en ese momento.

Linguland, gestionando escuelas de idiomas desde 2003

En 2003, fundada por un equipo de jóvenes universitarios y ante la escasez de este tipo de oferta, se creaba una plataforma en la que se pudieran encontrar cursos de idiomas, leer comentarios de antiguos clientes y encontrar la mejor escuela posible. Nacía Linguland

otros  Escuela de idiomas !viajando!

Desde entonces hasta la actualidad, no sólo el proyecto creció, sino que se ha convertido en todo un referente en la gestión de escuelas de idiomas, destacando por encima de otras empresas del sector en 2011 tras obtener por parte de TÜV Rheinland el certificado de calidad de servicio de acuerdo a la norma internacional DIN ISO 9001:2008, un verdadero hito en la historia de la compañía.

El valor añadido que aporta Linguland, es que no sólo asesora a cada persona de manera individualizada para buscar el curso que mejor se adapte a sus necesidades, sino que también te ayuda a encontrar alojamiento y toda la logística en cualquiera de sus múltiples e innumerables destinos.

Tenéis toda la información necesaria en su propia página web, además de disponer de contacto directo en el que manifestarle tus inquietudes (que van más allá de la búsqueda de cursos, como estar interesado en prácticas o trabajo en su propia agencia)

Tengo 50 años, ya llego tarde … !!ERROR!!

Hay personas que llevan espíritu aventurero en la sangre, y hace sus viajes más inalcanzables una vez jubilado. Si tu pasión son tus ganas de aprender idiomas y además mantenerte en contacto con más gente de tu edad con las que descubrir también un país, ¿por qué renunciar a ese espíritu?

Linguland también lo hace posible en sus escuelas de idioma. Experiencias como participar en visitas guiadas por la ciudad y por la región de Toscana o por la región vinícola Chianti pidiendo tu vaso de vino en italiano, son algunas de las más solicitadas

La “Chaveta Benjamina” es experta en este tipo de experiencias, el resto de Chavetas lo tenemos todavía pendientes (excepto esa pequeña semana en Poznan). Y tú, ¿te animas a pasar el verano en una escuela de idiomas !viajando!?

otros  Escuela de idiomas !viajando!

Paula e Isaac




5

Por Miriam, a las 8:44 pm (20.jul.2014) - Sección Otros

Cuando le propones a alguien un viaje a Italia, lo primero en lo que piensa es en Roma, el Coliseo, Venecia y sus canales, Milán y la moda, Florencia y su Ponte Vecchio, Nápoles, el Vesuvio, Pompeya… En coger tres kilos en una semana entre heladito y heladito, pizza va – pizza viene y O Sole mio! Esa idea de la Italia preconcebida que con mi propuesta actual se cae a pedacitos, lo cual no quiere decir que en esta escapada no vayáis a quedar más que satisfechos. Os presento Puglia, el sur de Italia

otros  Puglia, escapada al sur de Italia

Tras recogida en Fiumicino y tarde de paseo a la romana (que sepáis que los espaguetis a la boloñesa y los calamares a la romana no existen aquí , nos los hemos inventado), llegada a Marche, zona de este país desconocida todavía más allá de sus fronteras y mi hogar, dulce hogar,  al que le dedicaré un reportaje completo próximamente. El lunes tocaba ir a Termoli (Molise)  a trabajar cuatro horas, así que aprovechando la oportunidad, decidimos seguir descendiendo más alla del Gargano, en una ruta a Puglia, sur de Italia, parecida a la siguiente

otros  Puglia, escapada al sur de Italia

Os explico: la región al sur de Marche es Abruzzo. Hace algunos años salió en todos televisores  del mundo por una trágica noticia; el terremoto en la ciudad de L’Aquila. Yo vivo en la frontera con esta región, que está llena de lugares naturales extraordinarios y una gastronomía de chuparse los dedos.

En cambio, trabajo en Molise para la uni , todavía más abajo. Ellos me dieron mi primera oportunidad como profe y aunque no es cómodo viajar hasta allí, he hecho un pacto con ellos y con el diablo. Ahora me lo tomo con una excursión de uno o dos días a la semana porque los estudiantes siempre se lo merecen y son majetes. El ambiente es agradable y desde la ventana de la clase se ve el Mar Adriático.

¡Mira que me enrollo! Pues yo hice lo que tenía que hacer y mientras Gius y mis padres pasearon por el centro histórico,  ya que hacía solete,  en la pausa comimos juntos…

Termoli

Termoli es una pequeña ciudad Adriática. Todavía no sé cómo fui a parar allí. Solo recuerdo que después de la entrevista con el tribunal de la uni, me acabaron llamando unos meses después y tuve que buscar su nombre en el el Google Maps para saber si aceptar o no el contrato.

otros  Puglia, escapada al sur de Italia

No tiene muchos habitantes y en verano se dejan caer por allí algunos turistas que disfrutan de sus playas tanto vírgenes como de chiringuito, de sus gentes amables y de su pescado fresco  gracias a su puerto no insignificante. El plato típico es el “brodetto di pesce” (sopa de pescado).

El Borgo Antico de Termoli es minúsculo y pintoresco, con su castillo, ideal para pasar un par de días sin que te encuentre nadie. Su catedral casi de juguete y desde el centro histórico puedes ver los “trabucchi” (construcciones tradicionales dedicadas a la pesca).

otros  Puglia, escapada al sur de Italia otros  Puglia, escapada al sur de Italia

Dispone de ferry que lleva a las islas Tremiti, unas pequeñas islas del Adriático no colonizadas por el turista de clancletas que atraen a gente interesada en el mar y la naturaleza.

Termoli es todavía poco conocida pero tanto las fiestas de Agosto de su patrón San Basso como la fiesta gastronómica del pescado están muy concurridas.

Cuando estuve en Dubrovnik en el museo marítimo hace dos años me sorprendí al ver Termoli señalada en los planos de bitácora de hace algunos siglos, cuando todavía existían repúblicas marítimas independientes que dominaban y ejercían su hegemonía en el Mar Mediterráneo. Sin duda, las aguas son más verdes y cristalinas a medida que se viaja hacia el sur de Italia…

otros  Puglia, escapada al sur de Italia otros  Puglia, escapada al sur de Italia

Fin de la jornada de trabajo y el Ibiza vuela por la A-14 hacia Puglia. Sobrepasamos el Gargano, península al norte de esta región de paisaje natural espectacular y donde cientos de alemanes y holandeses deciden pasar su tiempo libre todos los años. La conocí en otra ocasión con mis padres en medio de la tormenta perfecta almorzando en un restaurante acristalado. Escena que ha dejado un recuerdo no menos surrealista en mi memoria.

Pasamos Foggia y rodamos en dirección a Bari para más al sur desviarnos. El GPS del móvil en cuestión de carreteras parece que en este viaje no nos haya defraudado. Y…por fin… señales hacia Alberobello, donde nos esperará Filippo de Trullivacation para darnos la bienvenida en nuestro alojamiento.

Alberobello

Con poco más de 10.000 habitantes y su galardón de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO (1996), Alberobello se convierte en uno de los lugares más insólitos de Italia.

otros  Puglia, escapada al sur de Italia

Es la tierra de los “trulli”, construcciones peculiares que crean un paisaje de ensueño, de pueblecito encantado donde de un momento  a otro parece que vayan a salirnos los enanos.

La realidad sobre el origen de estas estructuras es muy diferente. Nada decorativo ni estético, ni mucho menos. Los trulli nacieron para evadir los impuestos del gobierno opresor de Nápoles a partir del siglo XV.

Había una ley que permitía  a los campesinos que cultivaban las tierras construir estructuras precarias  de fácil demolición, así nacieron estas originales viviendas con techo en forma de cono, que más tarde añadirían signos sobre sus techos con representaciones místicas o religiosas.

otros  Puglia, escapada al sur de Italia otros  Puglia, escapada al sur de Italia

Entre ellos destaca el Trullo Sovrano, contruido por la familia Perta en el 1.700 que hoy en día se utiliza para manifestaciones culturales como teatro, conciertos de música o recitales de poesía y la Chiesa di Sant’ Antonio,  original iglesia del 1927 con una cúpula de trullo de 21 metros.

Pues allí llegamos y nuestro trullo “chic”nos estaba esperando.

otros  Puglia, escapada al sur de Italia

Reservé los alojamientos para las dos noches a través de Booking y había confirmado la llegada telefónicamente, así que Filippo nos estaba esperando.

Nos enseñó nuestro trullo a dos niveles, ideal para cuatro personas, y después de explicarnos qué hacer en Alberobello con todo lujo de detalles, además de aconsejarnos un par de sitios donde cenar, nos dejó con la ciudad ante nuestros ojos maravillados.

otros  Puglia, escapada al sur de Italia otros  Puglia, escapada al sur de Italia

El cielo raso y lleno de estrellas en un poblado lleno de magia que seguramente no puedes encontrar en otro lugar del mundo. Nos sorprendió positivamente y nos hechizó a todos a pesar el frío gélido que hacía fuera. Entramos a cenar en un “”trullo- restaurante”. Una buena botella de vino , pizza y antipasti para compartir, dulce y un chupito para entrar en calor. El paseíto de después, lo hicimos casi de puntillas hasta adormentarnos con el calorcito de nuestro acogedor alojamiento y ver desde un ventanuco la luna llena.

otros  Puglia, escapada al sur de Italia otros  Puglia, escapada al sur de Italia

Ya sé que despertarse a las 6 no es normal, pero para uno acostumbrado a viajar en Trenitalia a primera hora de la mañana se convierte en algo inevitable. Mirar alrededor e imaginar aquel lugar con familias dentro. Los niños correteando. Verdaderamente  sobrecogedor.

Desayuno clásico preparado en la cuca mini cocinita y dispuestos ya a ver el pueblo de día, con otra  percepción diferente puesto que ya estaba invadido de excursionistas adolescentes comprando souvenirs. De un modo o de otro, sigo pensando que la definición más apropiada para Alberobello es insólito.

otros  Puglia, escapada al sur de Italia otros  Puglia, escapada al sur de Italia

Programo el GPS para recorrer tan solo unos 17 kilómetros y nos despedimos de Filippo (gran anfitrión) para dirigirnos a Catellana Grotte. Poco a poco se iba nublando.

Castellana Grotte y Polignano al mare

Para quien haya visto ya cuevas de estalagmitas y estalagmitas, Castellana Grotte pueden ser otras más. Sin embargo, tengo que decir que a mí me gustaron mucho. No sé si la predisposición en este viaje o el impacto que me causó el día anterior Alberobello hicieron que la visita guiada de casi una horita me pareciera muy hermosa. Será que me entusiasmo con facilidad o que no siempre se puede disfrutar de momentos así con los seres queridos.

otros  Puglia, escapada al sur de Italia otros  Puglia, escapada al sur de Italia

En todo caso, los puntos de luz bien elegidos, la naturaleza salvaje siempre relevante y la información y fantasía de la guía bienvenidas.

otros  Puglia, escapada al sur de Italia

Al salir, ya con un poquito de hambre, llegamos hasta Polignano al mare, donde nació Domenico Modugno, el cantante de la famosa canción “Volare” (una de mis preferidas).

Nos acomodamos en la terraza  del restaurante de frente a la iglesia de San Vito y pedimos lo que nos recomendaron . Llegados al postre y café…¡el diluvio universal! ¡Creo que no había visto llover así en años!

otros  Puglia, escapada al sur de Italia

Nos ponemos bajo cubierta y contacto a la propietaria brasileña del B&B La Baiana, otro lugar que recomiendo para aquellos que viajen con un budget medio. Lili nos da dos apartamentos en vez de dos habitaciones que había reservado porque no tiene más reservas. Me quedo más feliz que una perdiz, porque son simples y cómodos al mismo tiempo ¡Por fin podemos quitarnos un rato los zapatos encharcados!

Un poco de descanso y relax, escuchando el agua de la lluvia. A salir de allí no hay casi quien se atreva pero decidimos buscar nuestra merienda… Cafés, madalenas y bollos para una tarde más gallega que adriática entre paraguas. Breve paseo por las calles comerciales y desembocamos para la cena en la cueva de un pirata llena de otros bucaneros de ojos azules que nos miran con cara de “Vosotros también os habéis mojado”. Pues sí , pero no hay cosa que un vinito no solucione, para que entre risas y bromas nos acontentemos con la lluvia y la velada con los pasajeros de este barco.

A dormir como lirones. Siempre que llueve, escampa.  Bar del desayuno, cerrado. Lili lo arregla en un pis pas y con nuestros huevos de Pascua de regalo (detalle suyo por el lapsus)  nos comemos unos croasanes calentitos y sabrosos.

Al final, una de cal y otra de arena, en este viaje exprés, con tráfico mucho menos peligroso de lo esperado.

Trani

Sin premeditación y alevosía nos encontramos ante una maravilla de ciudad. Limpia, histórica, de “slow life”. “La ciudad del saber vivir” (como dice en los carteles) con una majestuosa catedral al lado del mar que cuenta numerosas historias del pasado.

otros  Puglia, escapada al sur de Italia

Imagino caballeros templarios. Barcos que parten, cotesanas que lloran. Hombres que hacen sonar en sus sacos monedas de oro, cuellos de piedras preciosas.

Se escapan unos rayos de sol para unas fotos y damos un largo paseo por el puerto hasta el castillo. ¡Parece increíble que existan tantos lugares hermosos en el mundo!

otros  Puglia, escapada al sur de Italia otros  Puglia, escapada al sur de Italia

Encendemos una vela a mano, para iluminar el cielo, para iluminar el mundo y luego, nos despedimos con la intención de parar en Barletta, donde nos comemos el plato del día y comenzamos el regreso a casa.

otros  Puglia, escapada al sur de Italia

Una vez más con nostalgia de haber visto poco, con convicción de que por estos lares volveré. Puglia, al sur de Italia es muy extensa y variopinta. Nada más cruzarla puedes sentir su  ¡Bienvenidos al sur!

Resumen de una ruta a Puglia, el sur de Italia:

Alojamientos: B&B
Transporte:  para este viaje se ha usado el automóvil personal / para los ciclistas Puglia es una extensa llanura / Hay trenes de todos los tipos que circulan por la línea adriática (con buenos precios con reservas por adelantado).
Carreteras: Autopista Adriática y carreteras nacionales (en buen estado)
Precios: símiles a los españoles
Gastronomía: pescado en la costa, pasta casera y pizza en el interior (para cenar recuerda que, si no tienes mucha hambre puedes recurrir a los “antipasti” que son como las raciones españolas). Prueba el vino.
Seguridad: 99%
Limpieza de los lugares: 90%
Gente: abierta y amable.
Ideal para: deportistas, amantes de la naturaleza, familias, parejas y grupos de amigos o…cualquier tipo de viajero incondicional y mochilero.

¿Como surgió esta escapada al sur de Italia?

He cumplido ya cinco años como habitante de este país, cuya filosofía de vida es una mezcla entre Liliput y la República de la Banana. Conducir sigue siendo un caos y convencer a los colegas para que respeten las fechas es casi un milagro. Cuando entro en clase por las mañanas casi se me cae una lagrimita al ver a algunos alumnos sentados 5 minutos antes de la hora de le lección, que mi trabajito me ha costado…¡pero bueno! En el fondo soy una enamorada de mi tierra de acogida. Al fin y al cabo la conquista de mi corazón la ha conseguido tan solo al 100% un italiano. Tienen su  encanto…

Este año conseguí convencer a mis padres, los “Chavetas Senior”, para visitarme en Semana Santa, que por lo visto en España y en Italia no coinciden todos los años, por eso, he tenido que anular algunas jornadas de trabajo. No hay mal que por bien no venga así que, mejor que mejor:  unos días en familia.

otros  Puglia, escapada al sur de Italia

MIRIAM, la“Chavetas benjamina”, es FILÓLOGA INGLESA y PROFESORA DE ESPAÑOL. Su sección “Mare Nostrum” verá la luz en la versión 4 de Chavetas (ya en preparación) ¿Quieres leer más artículos suyos? Un curso de inglés en Malta




10

Por Miriam, a las 4:04 pm (17.feb.2014) - Sección Otros

RELATO DE MIRIAM (“Chavetas benjamina”, FILÓLOGA INGLESA y PROFESORA DE ESPAÑOL). ¿Qué mejor destino para inaugurar Mare Nostrum (sección que verá luz próximamente en la v4 de Chavetas)? ¿Te quieres adentrar en las aguas del Mediterráneo o, por el contrario, buscas un curso de inglés en Malta? Malta es una isla  muy pequeña, de 25 x15 km, o casi ni a eso llega. Su población es de  unos  400.000 habitantes, cosa que se hace patente en las horas punta, siempre  a la europea.  Lo bueno es que, dado que es muy turística puedes comer más o menos a la hora que quieras y siempre hay gente por la calle, ¿o será que para un territorio tan pequeño son demasiados? No sé, el caso es que es un lugar sin tiempo donde eres bastante libre de hacer lo que te apetezca.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Un curso de inglés en Malta para refrescar el idioma

Es curioso cómo lo primero que destaca un maltés cuando le preguntas es que la isla es un destino “barato” y eso justifica que esté tan masificada en verano. Tendré que volver a verla con su bullicio y su tráfico. Yo me llevo la idea de una isla donde el objetivo final es siempre “speed”: “quick English”, “fast food”, “speed dating”… Supongo que si no has estado nunca en destinos del Mediterráneo, Malta pueda llegar incluso a fascinarte. Yo el año pasado estuve en Dubrovnik, en pleno Adriático  más o menos por estas fechas y tengo que decir que, para mí, es un poco más de lo mismo.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Sin embargo, no todos los días tiene uno la oportunidad de refrescar su inglés en una escuela de un lugar donde hace más de 15 grados en pleno mes de enero. Por eso salí de Italia con mi mochila cargada de energía a realizar un curso de inglés en Malta en Elanguest, un centro, con años de experiencia en la enseñanza de esta lengua y que ha elegido un escenario que deja cabida a pocos competidores en cuanto a oferta de actividad complementaria. Digo esto porque está claro que la gente que decide estudiar en esta escuela viene buscando algo más que un curso, sobre todo si es verano y el tiempo acompaña. Aunque mi avión llegó con un poco de retraso (ni que decir tiene, que venía de Italia) el conductor me estaba esperando para llevarme a los apartamentos de la escuela. No me daba cuenta de que conducían por el otro lado ¡Si estoy en una excolonia británica! Cuando llegué a mi habitación me encontré a María Helena, una brasileña en el quinto sueño, despierta a causa de la intrusa recién llegada. Ella sentía curiosidad por saber quién era yo y de qué nube había caído. Cerré los ojos…

Sobre la escuela.. y La Valeta

El primer día de escuela, lunes, te someten al test de nivel. El personal parece joven, digamos la jefa de estudios y los del departamento de ventas y marketing, luego los profesores son muy heterogéneos. Te hacen una breve prueba oral también y te ponen en un grupo reducido con otras 6  o  7 personas. En mi caso en un grupo de nivel intermedio-alto. Un grupo mixto recién sacado de un chiste de Lepe: dos españoles, un italiano, un holandés, un francés, un alemán, una rusa y una asiática.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Mi profesor para toda la semana es Ray, un maltés de casi 60 años que antes era banquero y que desde un primer momento me pareció empático ya que no solo tenía que romper el hielo, sino también un iceberg, con un grupo  formado por culturas tan diferentes. La conclusión es que después de una semana de clases con actividades un poco repetitivas, he conseguido aprender algunas expresiones y vocabulario y he tenido la oportunidad de intercambiar impresiones en el aula a través del debate sobre temas de actualidad.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Los profesores malteses son muy competentes en inglés, obviamente es su segunda lengua (de lo que se sienten muy orgullosos), pero está claro que su pronunciación es claramente mediterránea, es decir, suena un poco diferente a la estándar, según yo -que he vivido en Inglaterra-). En la pausa de la primera clase los lunes hay una reunión de bienvenida para orientarse un poco sobre las cosas que se pueden hacer en la isla. En invierno la oferta es mucho menor, por eso, a mí solo me sirvió para organizarme. El primer día, para aprovechar que no hacía muy mal tiempo fui a La Valeta con mi compañera de piso. Allí  es donde te puedes dar cuenta realmente de que la historia de este país de remonta a más de 5.000 años. Invadida por múltiples pueblos y civilizaciones a lo largo  de los tiempos, es difícil de entender cómo Malta haya logrado ser  un país con autonomía y gobierno propio.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Sus primeros habitantes fueron fenicios, luego los griegos y posteriormente otros invasores que se querían apoderar de Malta dada su posición estratégica en el Mar Mediterráneo  para el comercio y los conflictos bélicos. Los romanos consiguieron hacerse con ella en el año 218 a.C y en el año 60 d.C San Pablo visitaría esta isla debido a su naufragio convirtiéndose en uno de sus personajes más queridos y dando nombre a una localidad ubicada en el norte con una espléndida bahía St. Paul’s Bay. En el 533 llegó el Imperido bizantino que cayó a manos de los árabes en el 870, acontecimiento que hizo cambiar completamente su cultura. La lengua maltesa misma, procede de las lenguas semíticas (por lo tanto está vinculada con el árabe). Muchas construcciones todavía hoy presentes  son un buen ejemplo de este periódo y del cambio que se produjo durante los casi dos siglos de dominación árabe.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Llegada la Edad Media y el cristianismo, dada la cercanía de la isla de Sicilia (a solo 70 km) Malta fue ocupada por muchos habitantes sicilianos que conformaron la nobleza de Malta. La lengua oficial era el italiano. Se fundó posteriormente la Orden de Malta . En aquellos momentos Sicilia pertenecía a la Corona de Aragón y se confiaba en los caballeros de esa orden religiosa para que velasen por la paz de la zona a cambio de una ayuda económica. Eso ha hecho que Malta posea una fuerte tradición católica a pesar de todas las otras invasiones e influencias. El 98% de su población hoy en día es católica. En 1565 tuvo lugar el enfrentamiento con el Imperio Otomano. Para luchar contra los turcos se construyó la ciudad fortificada de II-Belt- Valletta, la actual Valeta y capital de la República, también con intenciones defensivas futuras. Los caballeros malteses vencieron la batalla beneficiándose así de los favores y privilegios de los españoles a los que pertenecía Silicia en aquel momento histórico. En el siglo XVIII las tropas de Napoleón invadieron Malta. Los caballeros  dado que habían hecho la promesa de no luchar contra ninguna nación cristiana, fueron expulsados de la isla y los franceses abolieron el sistema feudal, reformaron los monasterios y equipararon los derechos de judíos y musulmanes en la isla.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Los malteses, cansados de su sometimiento a los franceses que se habían apoderado de todas sus riquezas buscaron la ayuda de Gran Bretaña para acabar con ellos y en 1.800 lo lograron. Desde aquel momento se establecieron el maltés e inglés como lenguas oficiales y Malta estuvo bajo la influencia de los ingleses. En 1936 debido a la primera guerra mundial estuvo sitiada y el 21 de septiembre de 1964 se estableció su independencia (aunque Reino Unido controlaba todavía sus infraestructuras y comunicaciones) Digamos que la independencia real de Malta es muy reciente. En 1974 pasaron al tener un Jefe de Estado local y en 1979  Malta desapareció como base militar en los mapas, entrando en la Unión Europea en el 2004 y en la zona euro cuatro años más tarde.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Su capital, La Valeta, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980 dado que reúne en poco espacio numerosos monumentos de múltiples estilos arquitectónicos diferentes (renacimentales, neoclásicos, modernos y restructurados tras la guerra). El más destacado la catedral de San Juan, antigua Iglesia de los Caballeros. Tras un paseíto y algunas fotos al atardecer, me llevé una idea bastante general de La Valeta y recordé el día en el que en la catedral de Loreto, cerca de donde vivo, en Italia, vi a los miembros de la Orden de Malta actual con sus uniformes que se despedían mientras anochecía a las puertas del templo. Sin duda son un grupo de personas misteriosas sobre las que se han escrito muchas novelas…

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Combinando las clases con el ocio (y alguna fiesta)

En los siguientes días, seguí con el curso general por las mañanas y haciendo algunas visitillas por las tardes. Conocí a Ysabel Taberner mientras se comía un bocata en la cafetería. Lleva algún tiempo en Malta, lugar que parece encantarle. Es abierta, positiva hace que la gente que va a la escuela a pedir información sobre los cursos se sienta verdaderamente como en casa.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Para los que estén interesados en algo más específico, en la escuela se ofrecen también cursos para aprender inglés de los negocios, que creo que pueda ser bastante interesante y de preparación para los exámenes oficiales en lengua inglesa, como por ejemplo Cambridge. Mi compañero de piso, Juan, un navarro muy aplicado, se estaba poniendo las pilas en unas semanitas para eso, así que si eres una persona que no tiene mucho tiempo libre y necesitas una “full immersion” te recomiendo que veas bien la tipología de cursos y elijas lo que más te convenza. Por allí siempre hay alguien para asesorarte, eso es también muy positivo.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

La tarde del martes me fui al acuario con otros tres estudiantes de la escuela en un autobús (el transporte público en la isla es baratísimo y me hice un billete para toda la semana). No estaba demasiado lejos de St. Julians, el barrio de la escuela y de marcha. La bahía donde está ubicado se llama Bugibba, otro lugar muy turístico en temporada alta. Ya hacía un día de viento bastante desagradable así que el acuario fue un lugar agradable pero claramente no muy interesante, según yo, porque soy de una ciudad del Atlántico y he hecho snorkel en lugares como el Yucatán en el viaje a Cancún de 1996 y la República Dominicana entre peces fosforitos y de colores. Sinceramente, me pareció una pequeña pecera. Merienda de sushi en St. Julians y como estudiante aplicada, hice mis deberes para el día siguiente.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

El miércoles el sol salía con uñas y otra nueva lección transcurría con normalidad. Pausa y cafecito, debate y lecturas y un plan para la tarde aconsejado por Ana, una chica de San Sebastián (casualidad de la vida porque yo nací allí) que no sabe muy bien por qué ha llegado a Malta.  Los miércoles en Elanguest tienen una lección gratis de conversación así que como era con otro profe diferente, decidí quedarme a curiosear. En este caso el profe era un británico que es compositor de música también (no recuerdo su nombre, no se me da bien, lo siento). Se le planteó una pregunta sobre el uso del futuro y no pudo evitar irse por las ramas, así que me disculpé y me fui a buscar a un par de compañeros de viaje para esa tarde, una chica rusa, Veronika y un chico de Madrid, Nacho. Paseo bis por La Valeta y demasiados autobuses para desplazarme hacia el lado este de la isla al que le llaman “las tres ciudades” donde con un poco de mareo y la falta de iluminación entendí que Vittoriosa y sus aldeas cercanas había que visitarlas a la luz del día. El feeling que daba, era de todos modos de lugar interesante. Al regreso una cena demasiado abundante de pasta en un restaurante italiano de la zona.  Y es que en Malta, se respira Italia por todas partes, de hecho, aunque el plato típico maltés es el conejo (una pena porque no me suelo negar a probar  cosas nuevas pero no me resultaba apetecible) la mayoría de los bares y restaurantes ofrecen casi exclusivamente comida italiana o junk food disfrazada de plato combinado. Por las calles se encuentran muchos lugares también de comida para llevar tipo kebab y comida turca. Todo resultado de su historia y mezcla multiétnica en un espacio tan reducido. El pan tiene fama también. Hay muchas tipologías y normalmente está bueno.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

El jueves amaneció ya nublado, parecía que las temperaturas descendían. La clase siempre interesante pero echando de menos algún medio tecnológico para llevarlas a cabo. Como lectora y profesora de español hace años creo que para mantener la atención alta es mejor alternar diferentes momentos. Aunque hicimos comprensiones auditivas, eché en falta el uso de materiales visuales para motivar la interacción. Quizás se deba a mi concentración actual en el estudio  de la percepción cognitiva del lenguaje. Muy interesante, en cualquier modo. Me comentaron que esa noche había clases de salsa en un bar e intenté ver si a otros estudiantes les apetecía. La respuesta fue bastante rápida y acabamos en un pub un buen grupito. Me volvieron reminiscencias de mis tiempos de Erasmus cuando iba a clases de salsa en Inglaterra. El caso es que tengo  doce años más, aunque no quiera y los momentos se viven de otra manera. Fue una noche entretenida, además tuve la suerte de que mi compañero Juan cocinara una tortilla. Mucho más sano que cualquier muslito de conejo, eso seguro, jeje. Bailoteé como “abuela Macarena” con Ana, gin and tonic y a dormir los vapores malteses.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Últimas horas de clase .. y Mdna

El viernes y último día en la escuela se pasó volando. Cuando me quise dar cuenta, tenía mi diploma de presencia y me estaba despidiendo.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

En la pausa, esta vez, había pizza, que la escuela ofrece gratis a los estudiantes ese día de la semana. Decidí optar por un café americano para despertar ya que por la tarde tocaba la excursión a Mdina y quería estar bien despierta. Con la suerte de que salió el sol un ratito y me dio una tregua, allá nos fuimos. Paramos en algunas fábricas de vidrio típico maltés y vimos cómo se fabricaba. Naturalmente, la intención era la de una compra exprés. Me recordó un poco al que se hace en Murano, pero un poco más “en bruto”, menos refinado. Luego nos dirigimos hacia lo alto, hacia Mdina.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Mdina es una ciudad amurallada situada en una colina  en el centro de la isla. Fue la capital de Malta hasta que esta se transfirió a La Valeta. Antes de llamaba Città Vecchia y es conocida por sus pocos habitantes (hoy en día alrededor de 300) como La Ciudad del Silencio. En ella destacan los palacios y edificios religiosos del siglo XV que en las actualidad son propiedad de nobles y aristócratas.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Por ella pasaron muchos de los habitantes de la isla, desde los fenicios en el siglo VII a.C, hasta los romanos y normandos, hospedando (según se cuenta) al apóstol San Pablo después de su naufragio, al que se le dedicó una magestuosa catedral y sufriendo numerosas modificaciones en su forma como con los normandos en el s. XI d.C.  que le añadieron un prominente foso de protección. Desde el siglo XVI en Mdina se llevaban a cabo las ceremonias de juramento de protección de las islas maltesas por parte de los caballeros de la Orden de Malta que se ocuparon de la reconstrucción de la catedral tras un fuerte terremoto que desoló la ciudad en el año 1.696 y que hizo aparecer en ella nuevas construcciones de corte barroco. El Palazzo Falzon es otro de sus edificios emblemáticos.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Por suerte, estabamos en compañía de una guía de la ciudad que nos llevó por sus calles y nos explicó algunos de los eventos básicos de su historia. Estaba atardeciendo, por lo que me quedé encantada de la mágica ciudad silenciosa de Mdina y acabé merendándome un buen pedazo de tarta de zanahoria en una cafetería que está abierta todo el año para deleitar a nativos y turistas con sus deliciosas tartas caseras a la que nos llevó Anna, la guía, mientras nos facilitaba más información sobre la economía maltesa.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Me sorprendía que ella no tuviese un acento maltés tan marcado pero luego descubrí que su hijo vive en Reino Unido y ella viaja muy a menudo allí, así que su inglés suena mucho más británico. Media siesta en el mini bus y un poco de movida nocturna aunque ya era viernes y el ambiente estaba más saturado. Observando por la noche a los malteses y maltesas intenté hacer un análisis de su fisonomía y comportamiento. Sus rasgos son árabes o británicos radicales, en ese sentido hay dos grupos bien diferenciados. En cuanto a su personalidad creo que tal vez abiertos, no diría tanto como los italianos, pero si es verdad que están un poco cansados de los turistas y digamos que me los esperaba más dicharacheros. De hecho no me pareció así. Solo directos, no muy amables, digamos. Puede que se hayan cansado de que la gente venga a su isla pensando que “todo el monte es orégano”. También en Dubrovnik me lo habían explicado: “Es una medio sensación de no tener vida. De ir y venir de personas con las que hablas unos días, desaparecen y…¿qué te ha quedado?”

Fin de semana y reflexiones

El sábado dormí como un lirón. Tenía programado ir a Gozo y a Comino, dos islas a las que se pasa en ferry, pero con el temporal que llegó, imposible moverse del barrio. Para colmo nos quedamos sin wifi la noche del viernes en los apartamentos, que por cierto están muy bien equipados, y no había quién mantuviera comunicación con el mundo exterior.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más) otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Este viaje me ha servido también para comprobar cuánto depende mi vida de la conexión a Internet. No, no os creáis que estoy exagerando. Me había llevado trabajo, el número 6 de una revista que escribo para niños y que tenía que estar lista el domingo. Entre las clases, el turismo y la movida nocturna todavía no había terminado. Pasé el día a caballo entre una cafetería de St. Julians que se llama Portomaso,  comiendo con unos compañeros y el McDonald’s (¡quién lo habría imaginado!). Copiando y pegando, copiando y pegando…Whatsapp, Viber, Skype, millones de mensajes por segundo acumulados. Todos con  propuestas y sugerencias… “speeding up”. Esa noche me sentí un poco abuelita. Algo de frío había cogido y empecé a incubarlo.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Cuando me levanté el domingo, por fin salía el sol.  Me había perdido algunas actividades por causa del mal tiempo y  se había ido apoderando de mí un extraño síndrome de la isla y mucho cansancio. Eso sí, algo de inglés se refrescó en mi memoria gracias a Elanguest. Gracias a ellos he vuelto a casa diciendo “tanks”  en vez de “thank you” al más puro estilo maltés-mediterráneo. Porque en esta vida siempre hay cosas que aprender, ni mejores ni peores, diferentes. Tener la oportunidad de compartirlas con otras personas es siempre un placer humano. El mare es siempre “nostrum”. Somos peces y es nuestra la libertad de poder ver y valorar el mundo con nuestros propios ojos.

otros  Un curso de inglés en Malta (y más)

Miriam, desde Malta